Conductores profesionales se suman a la lucha contra las petroleras

Agricultores, ganaderos y consumidores independientes ya han denunciado a las dos principales petroleras que operan en nuestro país, Repsol y Cepsa, por pactar sus precios. Ahora, los conductores profesionales se suman a estos colectivos y continúan la lucha abierta en los juzgados contra estas compañías.

Las organizaciones de transportistas por carretera FENADISMER y UCOTRANS y la Confederación del Taxi de España (CTE) irán mañana a los juzgados, ya que, según han anunciado, presentarán una denuncia en la Audiencia Nacional contra Repsol y Cepsa por presunta concentración de los precios de los carburantes.

Estas organizaciones han analizado que, en los tres últimos años, la actuación de estas petroleras ha supuesto un perjuicio para el sector del transporte por carretera de 2.163 millones de euros (360.000 millones de pesetas). Según FENADISMER, estas multinacionales han causado "gravísimos perjuicios ilegítimos a los consumidores en general y a los transportistas y taxistas en particular".

Así, las denuncias de dichas organizaciones se suman a las ya presentadas por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y la Unión de Pequeños Autónomos del Transporte, las Comunicaciones y el Mar (UNIATRAMC), todas pertenecientes a la Plataforma Nacional de Consumidores de Carburantes.

Repsol y Cepsa llevan más de dos años bajo investigación por pactar los precios, pero la semana pasada su presunto monopolio ha recobrado plena actualidad. El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, ha declarado que no hay motivos suficientes para denunciarlas, una opinión que obtuvo rápida contestación de los grupos de la Oposición y de las asociaciones de consumidores, que han decidido plantar batalla legal a dichas multinacionales.