Conducir con auriculares, penalizado

La compañía de seguros de defensa jurídica especializada en la reclamación de daños y recurso de multas Sadyr ha recordado que utilizar aparatos o mecanismos para eludir la vigilancia del tráfico, en especial radares móviles o camuflados, conlleva la retirada de dos puntos del permiso de conducir.

La entidad indicó que los sistemas que emiten señales para la detección de radares tampoco están permitidos, aunque resaltó que si los radares son fijos y están anunciados, es decir, que su existencia es pública, "no habrá infracción". Además, Sadyr señaló que también está prohíbido conducir utilizando auriculares, así como tener a la vista del conductor dispositivos o pantallas con acceso a internet, televisiones o reproductores de video. Asimismo, recordó que no está permitido el uso de teléfonos móviles al volante, excepto que se usen con un dispositivo manos libres. Por otro lado, la empresa apuntó que sí está permitido el uso de sistemas de navegación GPS, tanto incorporados de fábrica como instalados posteriormente. Sin embargo, aseguró que se está estudiando la ley sobre este asunto, puesto que distrae al conductor.Sadyr explicó que cometer estas infracciones puede conllevar multas de entre 91 y 300 euros. No obstante, el uso de móviles, auriculares o pantallas de video e internet supone la retirada de tres puntos, mientras que usar dispositivos para eludir la vigilancia del tráfico supone la pérdida de dos puntos. El director general de Sadyr, Vicente Romero, destacó lo importante que es "conservar las facturas de instalación de los teléfonos manos libres, debido a que es la única forma de recurrir sanciones por conducir utilizando los teléfonos móviles". El Gabinete jurídico de recursos y sanciones De Vuelta ha hecho balance de estos dos años de carné por puntos en el que considera que se ha fallado en las siguientes cuestiones: — Desigualdad ante la ley: la misma infracción que en una ciudad resta puntos no lo hace en muchas otras. Tampoco los extranjeros (incluidos los de la UE) están sujetos a la normativa. — Los jueces empiezan a devolver puntos indebidamente retraídos. — Colapso en los tribunales que retrasan hasta tres años las demandas a la DGT y Ayuntamientos reclamando la nulidad de las sanciones. — Aparición de un lucrativo negocio de tráfico alegal de puntos. — La reducción de víctimas continua la tendencia descendente de los últimos cinco años, pero por el cambio de criterios estadísticos. Incluso ha habido meses que se han producido aumentos significativos pese a las campañas initimidatorias de la DGT. — Sin el cambio de criterio de contabilización de las vícitmas de accidentes se habría producido un sensible incremento en su número. — No se ha aprobado ninguna ley contra los puntos negros de accidentes ni se ha memorado la formación ni la educación vial.

Los mejores vídeos