Conducir borracho = perder medio carné

La aprobación del carné por puntos es inminente. Ya se conocen incluso cuáles serán las infracciones más graves y con qué penalización serán castigadas. Su puesta en marcha, confirmada por el Ministro del Interior, José Antonio Alonso, será el próximo verano.

Probar los efectos del alcohol, nada fácil
Probar los efectos del alcohol, nada fácil

El Consejo de Ministros aprobará con toda probabilidad el próximo viernes el anteproyecto de ley que modifica la legislación sobre Seguridad Vial e introduce el carné por puntos. Con esta nueva normativa, el conductor comenzará acumulando 12 puntos que se le irán restando a medida de que cometa infracciones. Dos grupos de automovilistas, calificados de riesgo, como los noveles y los reincidentes, tendrán “sólo" una renta de ocho puntos.Las infracciones muy graves serán castigadas con la pérdida de seis puntos, mientras que el resto, dependiendo de su valoración, supondrá la merma de cuatro, tres, dos o un punto. Con seis puntos serán penalizadas conductas como conducir borracho (con una tasa de alcohol mayor a 0,75 miligramos por litro de aire expirado) o circular por una carretera en sentido contrario. También perderán medio carné los automovilistas que gusten de pisar en exceso el pedal derecho. Nos referimos a aquellos conductores que sobrepasen el límite de velocidad de la vía en más de la mitad del autorizado siempre que eso suponga superar al menos en 30 km por hora dicho límite.Una merma de cuatro puntos se producirá cuando la tasa de alcohol que ofrezcamos esté entre los 0,25 y los 0,75 miligramos por litro de aire espirado o no llevemos el permiso en regla o matriculado. Sufriremos un castigo similar si tiramos colillas encendidas u objetos que objetos que puedan producir incendios o accidentes o nos saltamos una señal de stop.Infracciones más leves, como no llevar puesto el cinturón de seguridad o instalar dispositivos detectores de radares se penalizarán con dos puntos menos. La pérdida total de los 12 puntos (8 en caso de los conductores noveles y los reincidentes) conllevará la retirada del permiso de conducción, una licencia que no podrá recuperarse hasta que pasen seis meses y tras superarse con aprovechamiento un curso de sensibilización y reeducación vial de un máximo de 30 horas. En el caso de que se trate de un conductor reincidente que ha perdido el carné dos veces en menos de tres años, éste no podrá acceder a una nueva licencia hasta que pasen 12 meses y tras superar, de nuevo, un curso de reeducación, aunque cada vez les será más difícil recuperar su carné. También podrán hacer cursos los automovilistas que quieran recuperar puntos que hayan perdido con anterioridad. La otra forma de volver a tener de nuevo el total de puntos es estar tres años sin cometer ninguna infracción.Los representantes del Ejecutivo esperan lograr los mismos y beneficiosos resultados alcanzados en Francia, dónde se ha producido un descenso de los conductores reincidentes del 75 por ciento.Al mismo tiempo, Pere Navarro, director general Tráfico, se ha mostrado a favor de revisar la formación que reciben actualmente los aspirantes a conductores. El objetivo es incrementar la concienciación en cuanto a la seguridad vial. La población civil también aporta iniciativas, acertadas o no, para luchar contra la siniestralidad. Este es el caso de José Javier Rodilla García, que ha presentado un escrito de petición ante el Congreso en el que solicita la incorporación obligatoria en los coches de dispositivos limitadores de velocidad a 120 km/h, que es el máximo permitido en nuestro país.

Los mejores vídeos