Conducir al trabajo, un peligro

El desplazamiento entre el hogar y el puesto de trabajo y viceversa provocó más de 77.000 accidentes el año pasado en España, según datos que ha hecho públicos la Fundación Universal.

La Comunidad de Madrid aglutina la mayor parte de este tipo de siniestros en nuestro país, un 14 por ciento del total, y acumula un incremento de la accidentalidad “in itinere" del 14,5 por ciento. Y es que resulta significativo el hecho de que la mitad de los accidentes laborales mortales se producen en desplazamientos, tanto de casa al trabajo o viceversa como durante la jornada laboral. A pesar del aumento del número de percances, la mortalidad ha disminuido en la capital de España. De esta manera, en 2003 se produjeron 14.764 accidentes en los desplazamientos durante la jornada laboral, con un total de 57 víctimas mortales, mientras que en 2002, el número de fallecidos ascendió a 64 en un total de 12.893 siniestros. Algo que no saben la mayoría de los trabajadores es que este tipo de accidentes queda cubierto por las Mutuas de Accidente de Trabajo de la empresa, según señala la Fundación Universal. Este organismo explica que las propias empresas “deben colaborar en la prevención de accidentes “in itinere", con una estrategia preventiva adecuada y una correcta gestión de la movilidad". Así, aboga por “responsabilizar a una persona de la compañía para que procure coordinar la movilidad de sus trabajadores, así como la búsqueda de alternativas a la utilización del vehículo propio" con el fin de contribuir a disminuir considerablemente las cifras de siniestralidad. Por otro lado, el Congreso de los Diputados recibió ayer dos Proposiciones no de Ley relacionadas con la seguridad vial. La primera de ellas, presentada por el Partido Popular, pide que se incluya la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad en todos los asientos de los autobuses escolares. Según el PP, se ha demostrado que el uso de este elemento hace descender la tasa de mortalidad y las lesiones graves tras un accidente de tráfico.A su vez, Convergencia i Unió ha instado al Ejecutivo a sustituir o adecuar todos los guardarraíles de las carreteras españolas en un plazo de cinco años. Asimismo, la proposición pide la realización inmediata de un plan de choque que mejore la seguridad en “los puntos negros para motociclistas" de las carreteras españolas.

Los mejores vídeos