Colores del humo de escape azul, blanco, gris y negro: qué significan y posibles averías

¿Qué significa que el humo del escape sea azul, blanco, gris o negro? ¿Puede ser el síntoma previo de una avería grave en tu coche? Te explicamos todos los posibles casos y qué le puede pasar a tu vehículo.

Colores del humo de escape azul, blanco, gris y negro: qué significan y posibles averías
Colores del humo de escape azul, blanco, gris y negro: qué significan y posibles averías

HUMO DEL ESCAPE DE COLOR AZUL: QUÉ LE PUEDE PASAR AL COCHE

Si el humo que sale por el escape de tu vehículo tiene un tono azulado, esto puede ser provocado por diversas causas.

Según las fuentes consultadas por Autopista.es, si el humo es azulado puede ser que el motor esté quemando demasiado aceite, algo que suele producirse al encontrarse desgastados los sellos de las válvulas o los anillos del pistón. En este caso, se produce una pérdida de aceite, que pasaría de las piezas que tienen que ser lubricadas (esa es la función esencial del aceite) directamente a la cámara de combustión, lugar natural donde se debe quemar el combustible y no se debería quemar aceite.

Ante esta presencia de humo azul que sale por el escape del coche, los expertos recomiendan revisar el nivel de aceite con cierta frecuencia, además de reparar esas piezas defectuosas de las que te hemos hablado antes, es decir, el sellado de las válvula y los anillos del pistón).

Otra de las causas por las que puede emanar humo azulado por el escape se puede deber a un posible problema en el soplado del turbo (para los vehículos sobrealimentados con turbocompresor), haciéndose recomendable en este caso la reparación del mismo o la sustitución por uno nuevo en buenas condiciones.

HUMO DEL ESCAPE DE COLOR GRIS: QUÉ LE PUEDE PASAR AL COCHE

Cuando el humo que sale por el escape es de color gris, según los expertos mecánicos consultados por Autopista.es, el problema o el origen del mismo es más difícil de diagnosticar. Al igual que sucede cuando el humo es de color azul, cuando es de color gris el origen del problema también puede estar que el motor está quemando aceite o, en otro caso, incorporar un turbocompresor que no está funcionando como debería. Las precauciones o medidas a tomar serían las mismas que en el caso anterior, es decir, reparar/revisar los sellados de las válvulas y los anillos del pistón, además de revisar/reparar o directamente sustituir el turbo.

Por otro lado, el humo gris que sale por el escape podría significar un atasco o mal funcionamiento del sistema PCV (sistema de ventilación positiva del cárter). Sin embargo, cuando la válvula de PCV se atasca, la presión puede generar fugas de aceite. Afortunadamente, las válvulas PCV no son caras y el problema puede ser solventado sencillamente por cualquier mecánico.

Colores del humo de escape azul, blanco, gris y negro: qué significan y posibles averías

Colores del humo de escape azul, blanco, gris y negro: qué significan y posibles averías

HUMO DEL ESCAPE DE COLOR BLANCO: QUÉ LE PUEDE PASAR AL COCHE

Si el humo que sale por el tubo de escape es de color blanco, en el caso de que salga en muy pequeñas cantidades y en forma como de hilos finos y alargados, en principio no hay motivo para la preocupación, ya que con toda probabilidad será el resultado de una acumulación normal de la condensación en el propio interior del sistema de escape. En este caso, cuando el vehículo continúa rodando y acumulando kilómetros, esa pequeña cantidad de humo blanco suele desaparecer.

No obstante, también puede suceder que ese humo blanco sea mucho más denso que lo antes indicado o que no desaparezca con el paso de los kilómetros y de la circulación del vehículo. En este caso, según nuestras fuentes consultadas, el problema puede ser grave, ya que lo que se está quemando es el líquido refrigerante del motor. El origen de esta quema de líquido refrigerante se suele producir por un grave problema en la junta de la culata, en la propia culata o en una posible grieta en el bloque motor. El arreglo de todas averías suele conllevar un gran desembolso económico, por lo que es vital no ignorar ese humo blanco que sale en demasiada cantidad. De forma paralela, esa pequeña fuga de líquido refrigerante podría ir a más, lo que podría provocar a su vez a un riesgo serio de sobrecalentamiento y, por tanto, daños gravísimos en el motor. Asimismo, esa fuga de refrigerante también se puede mezclar con el aceite y causar serios problemas a tu automóvil.

HUMO DEL ESCAPE DE COLOR NEGRO: QUÉ LE PUEDE PASAR AL COCHE

Por último, en el caso de que el humo sea negro, esto es un síntoma inequívoco de que el motor está quemando demasiado combustible, como consecuencia de una posible deficiencia en el filtro de aire del motor, en defectos de los sensores de la inyección, los inyectores o en el propio regulador de presión del combustible.

Además de ese humo negro señal de que se está quemando demasiado combustible, el conductor se debería de dar cuenta que su vehículo también comenzaría a gastar algo más de lo normal, por lo que atajar cuanto antes el problema evitaría a la larga una avería mucho más grave, además de reducir tus visitas a las estaciones de servicio para repostar, algo que seguramente también agradecerá de forma positiva tu bolsillo.

Las posibles averías del turbo: causas y cómo evitarlas

Relacionado

Las posibles averías del turbo: causas y cómo evitarlas

Dudas: averías con el filtro de partículas, ¿qué hacer? ¿Cómo protegerlo?

Relacionado

Filtro de partículas en coches diésel: qué hacer para evitar averías

Los mejores vídeos