Coches de más de diez años: la DGT los va a controlar especialmente esta semana

Si tu coche tiene más de diez años de vida, presta atención. Los agentes de Tráfico a pie de carretera están llevando a cabo una campaña de vigilancia de este tipo de vehículos.

Coches de más de diez años: la DGT los va a controlar especialmente esta semana
Coches de más de diez años: la DGT los va a controlar especialmente esta semana

La DGT controlará de forma más exhaustiva, durante esta semana, a los vehículos de más de 10 años de antigüedad. No cabe duda que los coches modernos son más seguros a medida que avanza la tecnología; sin embargo, existe una relación clara entre la antigüedad del coche y el riesgo de que un accidente sea más o menos grave para el conductor y los ocupantes.

Por eso mismo, la nueva campaña de vigilancia que llevarán a cabo los agentes de Tráfico tratará de controlar que este tipo de vehículos estén en regla… en todos los sentidos. La documentación, así como el estado de los principales elementos del vehículo, producto de un correcto mantenimiento del coche, serán analizados a pie de carretera en aquellos con más de una década a sus espaldas.

El principal foco de atención de la DGT estará en los neumáticos. Estos son el único punto de contacto entre el coche y el asfalto, por lo que buena parte de la seguridad depende de su buen estado: se controlará su estado, si sufren algún tipo de deformación o desgaste excesivo… Recuerda: se recomienda que la profundidad de las ranuras sea de, como mínimo, 3 milímetros y comprobar la presión de los neumáticos en frío al menos una vez al mes. El límite legal para la profundidad de las gomas es de 1,6 milímetros; puedes usar el truco de la moneda para comprobarlo de forma rápida y sencilla.

Otro punto importante a controlar por la DGT: la iluminación. Esto nos permite ver y ser vistos por el resto de conductores. Es importante que los faros estén en buen estado, que funcionen ofreciendo un buen haz de luz, pero que tampoco deslumbren al resto. La recomendación dice cambiar las lámparas (de dos en dos) cada 2 años o 40.000 kilómetros.

Dos elementos del coche más a tener en cuenta en la nueva campaña de vigilancia de la DGT: la matrícula, que no tenga obstáculos o deterioros que dificulten su identificación y que no esté manipulada (multas de 200 euros en el primer caso y de hasta 6.000 euros y 6 puntos por manipularla); y el parabrisas, que no presente ningún daño que ponga en riesgo la seguridad de los ocupantes del vehículo.

En materia de documentación, los agentes de Tráfico vigilarán que el permiso de circulación, la ficha técnica del vehículo, el seguro y la ITV, con la pegatina correspondiente… esté todo en regla.