Coche que no se mueve durante la cuarentena: así puedes cuidar la batería

La batería del coche puede darnos un disgusto si, una vez levantado el Estado de Alarma, nos la encontramos sin carga. Te contamos cómo cuidarla durante la cuarentena.

Coche que no se mueve durante la cuarentena: así puedes cuidar la batería
Coche que no se mueve durante la cuarentena: así puedes cuidar la batería

Tener limitados nuestros movimientos como consecuencia del Estado de Alarma y el coronavirus no sólo nos afecta a los humanos. Efectivamente, todos tenemos ganas de salir a la calle y muchos estarán deseando coger el coche e irse a su pueblo, a la playa o de vacaciones este verano. O, aunque sea, una pequeña escapada de un día para disfrutar de ese clásico que tanto echamos de menos.

Pero, como te decimos, no sólo nosotros sufrimos el confinamiento. Aunque nuestros coches no tengan sentimientos, también languidecen en los garajes y achacan el paso del tiempo sin poner en marcha su funcionamiento, sin que los motores se enciendan, el combustible se queme y sus componentes se muevan arriba y abajo, entregando energía a las ruedas pasando por la gestión que realiza la transmisión.

Y uno de los componentes que más notan el paso del tiempo es la batería. Habrá quien no haya movido su coche en el último mes. Y si no surgen imprevistos, tampoco lo moverá en las próximas semanas. Esto puede provocar que, cuando quiera volver a poner en marcha su coche, la batería haya muerto y tenga que posponer, aún más, su primer viaje en coche.

¿Qué hago para cuidar la batería?

En caso de que preveas que vas a estar mucho tiempo sin utilizar tu coche, puedes poner en práctica alguno de los siguientes consejos. Si tu coche está estacionado en un garaje privado o en tu propia vivienda, una buena solución es arrancar el coche unos minutos cada cierto tiempo. De esta manera evitaremos que la batería se descargue por completo. Además, si tienes espacio, es buena idea mover el coche unos centímetros para cuidar tus neumáticos.

Si el coche está aparcado en la calle, la situación se complica, ya que no tenemos permiso para arrancar el coche y permanecer unos minutos dentro de él aunque esté estacionado. En este caso lo mejor es desconectar por completo la batería. Primero debes desconectar el borne del cable negro y luego el borne del cable rojo.

Sin embargo, ten en cuenta que si tu coche tiene unos cinco años o menos, desconectar la batería también puede provocar un reinicio en la centralita, por lo que es bueno que tengas en cuenta esto antes de realizar esta acción. Para solucionar este problema (y siempre que dispongas de un garaje con electricidad), puedes utilizar un mantenedor de batería, que aprovechando un enchufe recarga la energía eléctrica disponible en nuestro coche. En la calle, evidentemente, esta solución no puede llevarse a cabo.