COCEMFE apoya la homologación de más coches para personas con discapacidad para mejorar su integración y autonomía

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) ha apoyado la homologación de más coches para personas con discapacidad para mejorar su integración y autonomía, tras el compromiso adquirido en el Congreso por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, de estudiar e impulsar la homologación de más vehículos acondicionados para conductores con movilidad reducida.

COCEMFE considera la iniciativa como 'una oportunidad para fomentar la vida autónoma de las personas con discapacidad', quienes podrían disponer de un mayor número de vehículos a su alcance con las garantías de que están totalmente preparados para la conducción por parte de las personas con movilidad reducida.

Actualmente solo hay dos vehículos homologados para conductores con discapacidad, un vehículo industrial y un monovolumen, ambos de un tamaño considerable. Por ello, COCEMFE considera que habría que incorporar utilitarios a la lista de vehículos homologados para así, facilitar su movilidad en zonas urbanas y reducir el precio a pagar por su adquisición.

Asimismo, la entidad ha explicado que sería de 'gran ayuda' contar con dispositivos que permitan conocer de forma objetiva y técnica las capacidades residuales que cada persona presenta para conducir un vehículo.

Teniendo en cuenta la complejidad de este tipo de valoraciones, COCEMFE ha apostado por la continuidad del proyecto de 'Evaluador de capacidades residuales de conductores de vehículos con limitación de movilidad y necesidad de adaptaciones', financiado por la Dirección General de Tráfico (DGT) y desarrollado por la Universidad Politécnica de Valencia, en colaboración con Fiat Automobiles Spain, S.A.

En esta misma línea, la Confederación ha asegurado que este evaluador 'sería un gran servicio no solo para este colectivo y su autonomía personal, sino también para los profesionales, a quienes facilitaría superar las dificultades que se encuentran a la hora de valorar las aptitudes para la conducción de una persona con discapacidad'.

Además del proceso sistematizado de evaluación de la discapacidad y de la aptitud para la conducción, el proyecto pretende crear un nuevo sistema relacional de discapacidades y ayudas técnicas que facilitara la toma de decisión de los expertos, y elaborar un Plan de formación para todos los facultativos y técnicos involucrados en el proceso (Centros de Reconocimiento, Administración Sanitaria y Administración de Tráfico).