Las coberturas que deberías incluir en tu seguro de coche

Si estás en pleno proceso de compra de un coche nuevo o buscando una póliza de seguros para tu vehículo, es adecuado que conozcas las coberturas que deberías incluir en tu seguro de coche. Los diferentes tipos de coberturas del seguro de automóvil deben ayudarte a protegerte a ti, el resto de pasajeros y tu vehículo.

Autopista.es

Las coberturas que deberías incluir en tu seguro de coche
Las coberturas que deberías incluir en tu seguro de coche

En España es obligatorio tener un seguro para poder circular, al menos el de responsabilidad civil. Esto incluye automóviles, camiones, vehículos recreativos, motocicletas y scooters (con la legislación actual las bicicletas no requieren seguro). Inclumplir esta normativa, implica exponerse a sanciones de hasta 3.000 €.

El seguro de automóvil es una protección financiera en caso de que tengas un accidente de coche y dañes el un vehículo ajeno o provoques heridas a sus ocupantes. Por ello, conocer bien qué tipo de coberturas deberías incluir y calcular el seguro de tu coche antes de contratarlo es una información imprescindible de cara a evitar sorpresas negativas y tener la tranquilidad de que tanto tú como los tuyos estáis protegidos en caso de accidente.

Qué cubre los diferentes tipos de póliza de seguros de coche

El seguro de automóvil está destinado a evitar que tenga que pagar todos los gastos de reparación o facturas médicas después de un accidente. En España el mínimo obligatorio requiere como mínimo un seguro de responsabilidad civil, pero las aseguradoras pueden ofrecer varios otros tipos de seguro de automóvil. Para decidir qué póliza de seguro de automóvil necesitas, investiga cuál cubre mejor tus necesidades y protegerá mejor tus finanzas.

Seguro de coche a terceros

El seguro de coche a terceros cubre todos los daños y costes incurridos por terceros, incluidos daños al vehículo, lesiones personales y costes legales. Sin embargo, una póliza estándar no cubrirá ninguno de tus propios costes.

Puedes ampliar el seguro a terceros para que incluya extras como asistencia en la carretera, así que tenga en cuenta las coberturas y las exclusiones al comprar este tipo de seguro. Es una opción que vale la pena si tienes un automóvil más antiguo o económico, o si no conduces con frecuencia.

Seguro a terceros ampliado

El seguro a terceros lo puedes complementar con unas coberturas extras, como por ejemplo los daños ocasionados por el incendio del vehículo, los daños por robo o daños producidos en las lunas, asistencia en carretera, etc.

Esto cubre las reclamaciones estándar de terceros y también cubrirá una cierta cantidad de daños a tu propio vehículo. Al igual que con las pólizas de responsabilidad civil estándar, puedes adaptar este seguro a tus necesidades.

Seguro de coche a todo riesgo

El seguro a todo riesgo cubre la responsabilidad civil y además también incluye cobertura por los daños a tu automóvil causados ??por eventos que están fuera de tu control. Cubre cosas como robo, vandalismo, daños en vidrios y parabrisas, incendios, accidentes con animales, daños por temporal, etc. Este tipo de cobertura es opcional.

El seguro a todo riesgo es sensato si tienes un automóvil cuya reparación costará mucho, si conduces todos los días o si existen riesgos particulares asociados con su conducción. Sin embargo, no olvides que tus primas aumentarán en consonancia con el aumento de los riesgos.

Seguro a todo riesgo con franquicia

El seguro a todo riesgo con franquicia te cubre una compensación por desastres naturales, daños por robo del vehículo, vandalismo, hurtos, daños a terceros, cristales u ópticas del coche, coches de sustitución, etc. Este tipo de póliza de vehículo te ofrece una cobertura similar al seguro a todo riesgo, la diferencia entre ambas es que en este caso el asegurado paga una parte de los costes. Una cantidad que se establece antes de firmar la póliza contratada.

 

Archivado en:

Los mejores vídeos