CiU evoca caso Banca Catalana y oposición exige explicaciones por corrupción

Convergència ha hecho salir hoy por sorpresa a su fundador, Jordi Pujol, para hacer frente a las informaciones que le acusan a él y a Artur Mas de corrupción, un asunto que el primero ha comparado con el caso Banca Catalana, mientras la oposición ha exigido a CiU que aclare de una vez la situación.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado en Palamós (Girona) que ha ordenado 'una investigación interna' sobre la filtración y supuesto contenido del informe policial publicado por El Mundo sobre cuentas de Artur Mas y Jordi Pujol en Suiza relacionadas con una presunta corrupción en CiU, y que habla de 137 millones de euros en cuentas en Ginebra.

En un mitin en Granollers (Barcelona), el expresidente catalán Jordi Pujol ha anunciado que presentará una querella por calumnias por estas informaciones: 'Ya desde primer momento hay ilegalidad, filtración y mentiras y por eso presentaremos una querella'.

Pujol ha apelado a quienes les atacan a 'rectificar e ir al terreno del respeto', y ha comparado la actual situación con el caso Banca Catalana de principios de los 80 para recordar que 'los que se comprometieron con esa jugada no ganaron las elecciones al Parlamento de Cataluña', en alusión a los socialistas.

En mayo de 1984, Jordi Pujol fue incluido en la querella presentada por la Fiscalía General del Estado contra los exdirectivos de Banca Catalana, lo que generó una fuerte tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.

Por su parte, el actual presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, ha advertido a los partidos de que la mayoría de catalanes prefiere las campañas 'limpias'.

'Yo sé que la inmensa mayoría del pueblo catalán está más cerca de los que hacen campañas limpias que de los que las hacen sucias, y esto se notará el 25 de noviembre', ha augurado.

El dirigente de CiU más contundente ha sido el portavoz de la coalición en el Parlament, Jordi Turull, que ha afirmado que 'cuando no fusilan a nuestros presidentes -de la Generalitat- intentan destruirlos mediáticamente', comparando así a Lluís Companys con Artur Mas.

El candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha prometido por su parte su 'apoyo personal y político' a Mas pero sólo si 'despeja cualquier duda' sobre si tiene 'cuentas en paraísos fiscales'.

'Yo no tengo ni he tenido nunca ninguna cuenta en ningún paraíso fiscal y quiero que Mas diga exactamente lo mismo, que despeje cualquier duda y sospecha, y si lo dice tendrá mi apoyo político y personal', ha subrayado en un mitin en Girona.

Aún más contundentes han sido los populares. La candidata del PPC a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, y la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, han acusado a Mas de 'usar a los catalanes y a Cataluña para tapar sus casos de corrupción', y de 'parapetarse' tras Cataluña ante estos casos.

Cospedal ha dicho que si se hubiera dado a conocer una información de este tipo sobre ella, 'habría tenido que dimitir', y ha subrayado: 'Los territorios no tienen cuentas corrientes en Suiza, las tienen las personas y por lo tanto son ellas quienes tienen que dar cuenta de lo que tengan que explicar'.

Asimismo, el candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha alertado de que la 'Ítaca' que quiere el candidato de CiU es la 'Ítaca del 1%' de los privilegiados, y se ha propuesto que su partido 'lidere' la alternativa de izquierdas.

El candidato de ERC, Oriol Junqueras, ha precisado que 'es el pueblo catalán quien lidera el proceso independentista' y 'no se trata de crear un escenario para el lucimiento personal del líder de un partido', en alusión a Artur Mas.

El candidato de Ciutadans, Albert Rivera, ha afirmado también que se niega a pensar que para gobernar 'hay que ser corrupto', y ha destacado la 'honradez' de su formación, que 'no necesita 137 millones de euros para hacer campaña'.

Asimismo, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha ratificado hoy que si Cataluña se separase de España tendría que empezar a negociar su adhesión a la Unión Europea.

Barroso se ha referido a las aspiraciones soberanistas de algunos partidos de Cataluña en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Cádiz con motivo de su participación en la Cumbre Iberoamericana.