Citroën Saxo 1.6i 100 CV VTS

Citroën nos presenta un nuevo propulsor para el más pequeño de sus modelos, el Saxo. Este motor, el 1.6i de 100 CV, es una evolución del 1.6i de 90 CV y sólo estará disponible para el acabado VTS, el más deportivo de los ofertados por la marca gala. Los Saxo VTS podrán contar también con la posibilidad de ser adquiridos con una carrocería bitono, a un precio similar al de aquellos con pintura metalizada.

saxovts_1g.jpg
saxovts_1g.jpg

Las plazas delanteras y sobre todo la del conductor no nos han parecido cómodas. Citroën niega la posibilidad de poder regular el volante en altura y profundidad y eso lo nota el que se pone al volante de este coche, aunque sí es cierto que el asiento agarra bien.En cuanto a los mandos, el tacto del cambio es bueno y los desarrollos son bastantes cortos, lo que agudiza ese carácter deportivo del que se quiere dotar al Saxo VTS. En cuanto a la estética interior, es bastante sobria; su variante sport únicamente se deja notar en el pomo del cambio, metalizado, y en el cuadro de mandos, donde los relojes son de color blanco sobre fondo gris. La pintura bitono, una de las novedades anunciadas por Citroën, se da como opción gratuita para aquellos compradores que adquieran el Saxo con pintura metalizada. Este acabado afecta a los laterales en su parte inferior, justo hasta las molduras de protección. En esa zona el coche está pintado en un gris más oscuro.Una vez puestos en faena, el coche sigue siendo como era. El motor va muy bien a bajo régimen y entre las 3.000 y 4.000 rpm podemos obtener lo mejor de él. Pero no se queda ahí, el propulsor estira bastante y el corte de inyección no se produce hasta las 6.400 rpm aproximadamente. En segunda y en tercera, el coche tiene mucha fuerza y la quinta nos sirve para alcanzar la velocidad punta, 193 km/h. El agarre del Saxo en curva es bastante bueno, aunque a velocidades elevadas y cuando el terreno comienza a serpentear suele irse bastante de atrás. En cuanto a las suspensiones, éstas filtran bien las irregularidades del terreno. La rumorosidad del motor es uno de los aspectos que acompaña el carácterdeportivo del pequeño de Citroën. Cuando el coche sube de vueltas, el motor se deja notar de forma ostensible.Este nuevo Saxo 1.6i de 100 CV aumenta su precio en 11.000 pesetas respecto al modelo al que sustituye y, gracias al descuento adicional de 400.000 pesetas de la marca, su importe queda en 1.556.000 pesetas, que puede calificarse de ajustado. Eso sí, para tener un Saxo con un mejor equipamiento, hay que dejarse algo más de dinero: los frenos ABS cuestan 95.000 pesetas y se puede encargar el pack VTS, que incluye CD, llantas de aleación y pintura metalizada, por 100.000 pesetas; los airbags laterales, novedad en este modelo, y de pasajero nos salen por un precio cercano a las 150.000 pesetas. Con todo ello, sumando, se nos queda el coche en 1,9 millones. Podemos concluir que este Saxo es el coche adecuado para aquellos amantes de la conducción más racing que no quieran, o no puedan, desembolsar una gran cantidad de dinero. Si estás pensando en comprarte este modelo, ya lo puedes hacer, porque ya está en los concesionarios de Citroën.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.