Chrysler ya tiene su nueva junta directiva

Chrysler, que el 11 de junio ha salido de la protección por bancarrota gracias a una nueva sociedad con Fiat, ha dicho que planea que la junta de nueve directores se reúna por primera vez el 29 de julio.

Entre los directores estarán Douglas Steenland, quien ha conducido a Northwest desde el 2004 hasta que Delta la compró en el 2008; George Gosbee, director general de Tristone Capital; Scott Stuart, socio fundador de Sageview Capital; Ronald Thompson, presidente de la junta de fideicomisarios de la Asociación de Jubilaciones y Seguros de Maestros; y Stephen Wolf, presidente de R.R. Donnelly & Sons Co. La automotriz ya había anunciado que la junta estará presidida por Robert Kidder, ex presidente de Borden Chemical y de Duracell C. El sindicato Trabajadores Automotrices Unidos, propietario de una porción importante de la empresa, había nombrado al ex gobernador de Michigan James J. Blanchard como su representante en la junta. Sergio Marchionne, director general de Fiat y de la nueva Chrysler, también está en la junta, al igual que Alfredo Altavilla, el jefe de la unidad de tecnologías de transmisión de Fiat y vicepresidente superior de la división automotriz de Fiat. Chrysler se ha acogido a la protección por bancarrota solamente por 42 días y ha emergido liberada de gran parte de su deuda y de sus costos laborales. Sin embargo, con una caída de 46 por cietno en las ventas respecto de la primera mitad del año pasado, la compañía enfrenta el enorme desafío de volver a ganar dinero bajo su nuevo dueño italiano. El año pasado, Chrysler perdió 8.000 millones de dólares. Fiat, que ha tomado el control de Chrysler, le proveerá tecnología para automóviles pequeños y motores de bajo desplazamiento de los pistones, que la fabricante necesita, pero eso sucederá dentro de más de un año.