Chrysler refinancia su deuda para pagar préstamos a Estados Unidos y Canadá

El Grupo Chrysler anunció hoy que emitirá 3.200 de dólares en deuda asegurada y obtendrá créditos por valor de 4.300 millones de dólares para pagar los 7.500 millones de dólares que debe a las autoridades de Estados Unidos y Canadá.

El fabricante estadounidense dijo que la deuda estará divida en dos emisiones, una de 1.500 millones con vencimiento en 2019 y otra de 1.700 millones de dólares con fecha de 2021.

Además, Chrysler firmará un préstamo de 3.000 millones de dólares y un instrumento crediticio revolvente de 1.300 millones de dólares que le permitirán obtener financiación a 4,75 % por encima del Libor, el tipo de interés interbancario que se aplica en el mercado de capitales de Londres.

En 2009, el fabricante automovilístico recibió 7.500 millones de dólares de las autoridades norteamericanas (5.900 millones de Estados Unidos y 1.600 millones de Canadá) para evitar su desaparición durante la grave crisis que afectó el sector automotriz.

Tras permanecer un mes en quiebra y proceder a su reestructuración, la nueva Chrysler empezó a funcionar en la segunda mitad de 2009 bajo la gestión de la empresa italiana Fiat y con el sindicato UAW y los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá como sus principales accionistas.

A finales de abril, Chrysler anunció que durante el segundo trimestre de 2011 tenía 'la intención de completar la devolución' de los préstamos 'con la recaudación de un nuevo préstamo y la emisión de nueva deuda que será ofrecida y vendida a inversores institucionales'.

Chrysler también indicó que utilizaría los 1.268 millones de dólares que Fiat pagará para adquirir un 16 % del capital de la compañía para devolver los préstamos a Estados Unidos y Canadá.

A principios de mayo, Chrysler dijo que en el primer trimestre de 2011 volvió a ser rentable, por primera vez desde 2006, al ganar 116 millones de dólares y que sus beneficios podían haber sido mayores si no hubiese sido por los intereses de su deuda.

Sólo en el primer trimestre de 2011, Chrysler pagó 348 millones en intereses por esos préstamos.