Chrsyler muestra su nueva Voyager

Con una inversión en desarrollo de casi 25.000 millones de pesetas, Chrysler ha lanzado la reedición de uno de sus modelos mejor aceptados, el monovolumen Voyager. La presentación oficial tuvo lugar ayer en Biarritz, Francia.

Chrsyler muestra su nueva Voyager
Chrsyler muestra su nueva Voyager

Los principales cambios estéticos han tenido lugar en el frontal del vehículo. Una nueva calandra y unos faros rediseñados y un 200 por ciento más potentes determinan el remozado aspecto del monovolumen grande más vendido en España.

También se ha acusado un poco más su dibujo en cuña, con lo que da la impresión de ser más arrojado, más "lanzado".
Según la marca, la consola central de instrumentos ha sido modificada para ganar en ergonomía y funcionalidad. El habitáculo mejora notablemente en modularidad y los asientos permiten 30 configuraciones distintas.

En materia de motores es donde más se notan los cambios. Acusados de ser muy frágiles, los viejos propulsores dejan sitio a otros nuevos. En gasolina, los 2.0 y 3.8 son reemplazados por un 2.4 de cuatro cilindros y un 3.3 en arquitectura de seis cilindros en uve.
En Diesel, se ha desechado el 2.5 TD de 115CV y en su lugar se montará un motor Chrysler de idéntica cilindrada, pero que, al estar dotado de inyección directa y common rail, alcanza los 140 CV.

En general, con sus nuevos corazones, la Voyager gana en potencia y logra reducir el consumo de forma considerable.

Lanzamiento por todo lo alto
Desde que empezó a fabricarse en 1983, la Voyager ha vendido más de nueve millones de unidades en todo el mundo. Ahora, con el nuevo modelo, Chrysler espera mejorar sus ventas. En España, quieren matricular 3.940 unidades este año; en 2002 quieren llegar a las 4.350 unidades y a las 4.750 en 2003.

Para lanzar el producto se ha diseñado una campaña de publicidad que en España llegará a los 400 millones de pesetas. El objetivo es mantener el liderazgo de ventas dentro del segmento de monovolúmenes grandes. El año pasado, este modelo acaparó el 22,1 por ciento de este mercado, seguido sólo por el Espace de Renault, que logró un 13,7 por ciento.
El precio estará entre los 4.795.000 pesetas que costará la versión más básica y los 7.808.000 en que sale la versión Limited 3.3 de tracción integral.

Los mejores vídeos