Cepsa anuncia que no bajará sus precios

El presidente de Cepsa, Carlos Pérez de Bricio, negó ayer que el precio de los carburantes en sus gasolineras abanderadas (las que venden productos pero no son de su propiedad) vaya a bajar a causa de la multa de 200 millones de pesetas impuesta por el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC).

Bricio afirmó que "los contratos actuales son válidos y requerirán una modificación sobre el posible riesgo que conllevan los comisionistas (gasolineros con contrato de comisión con el suministrador)".
Las declaraciones se realizaron durante las jornadas "Petróleo 2001: mercados y precios", donde Repsol coincidió en que la libertad para fijar el importe hará que los empresarios de las gasolineras lo aumenten, especialmente en los núcleos urbanos, con el fin de incrementar sus márgenes de beneficio.
El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, señaló que la libertad de fijar precios permite tanto bajarlos como subirlos y destacó que, en cualquier caso, el abanico de posibilidades será mayor.
Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Estaciones de Servicio, Juan Prats, declaró que la resolución supone que "nos podamos comportar como cualquier comerciante, vamos a poder negociar y fijar nuestra política comercial".
En su opinión, la competencia entre gasolineras va a ser "rabiosa" y se manifestará en una mejora de precios para el consumidor.
Prats también señaló que los gasolineros afectados por la sentencia podrán recurrir a suministradores independientes que les surtan de carburantes en lugar de Cepsa, lo que los convertiría en revendedores. En este caso, los nuevos proveedores se harían cargo de las posibles indemnizaciones a Cepsa por lucro cesante hasta que se resuelva el recurso que la petrolera interpondrá contra el fallo.

Los empresarios extremeños aseguran que los precios bajarán si las gasolineras pueden fijarlos
El presidente de la Asociación Regional de Empresas y Estaciones de Servicio de Extremadura, Casto Bravo, ha dicho hoy que, si los empresarios de las 30 gasolineras extremeñas relacionadas con la petrolera Cepsa pueden participar en fijar los precios, provocarán su bajada en esta comunidad autónoma.
Bravo se refirió a la sentencia del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) que condena a la petrolera por fijar precios con sus distribuidores. La resolución insta a Cepsa y a su filial (Cepsa Estaciones de Servicio) a que "cese inmediatamente en esta práctica".
Según Bravo, de las 250 estaciones de servicio extremeñas, poco más de 200 tienen relación con petroleras como Cepsa, Repsol o BP. Ahora habría que revisar los contratos de la primera "uno por uno" y los precios los manejarían los titulares de las estaciones de servicio "al alza o a la baja", pero siempre se reducirían.
El objetivo de los empresarios es plantear a las compañías que, si no les venden el producto al precio de mercado, acudirán al mercado libre para conseguirlo.
Bravo afirmó que el margen de beneficio de las estaciones vinculadas a las petroleras es menor que el de las libres (siete y doce pesetas por litro respectivamente).

La UPA estima ridícula la multa impuesta a Cepsa
Por otra parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha comunicado hoy que considera "ridícula" la sanción de 200 millones de pesetas impuesta a la petrolera. Asimismo, ha asegurado que confía en que la Fiscalía Anticorrupción y Defensa de la Competencia sancione con mayor dureza la concertación de precios de los combustibles entre las grandes petroleras (Cepsa, Repsol-YPF y BP).
La UPA recordó que la legislación contempla la posibilidad de que las sanciones puedan alcanzar hasta el 10 por ciento de la facturación.

Los mejores vídeos