Cataluña, a la “caza” del infractor

La velocidad, el uso del teléfono móvil, el cinturón de seguridad…todo está en el punto de mira de los Mossos d’Esquadra este fin de semana. La siniestralidad ha aumentado en las carreteras catalanas durante el mes de octubre y ya hay antídoto para frenarla: más de 50 coches camuflados vigilarán de cerca a los conductores. Se acabó la tregua.

Retiradas de carné en Cataluña, ¿legales?
Retiradas de carné en Cataluña, ¿legales?

Las buenas cifras que arrojaban las carreteras catalanas en el último año se han despedazado en menos de 29 días, justo las jornadas que han transcurrido desde que se iniciara el mes de octubre. En este tiempo, más de 51 personas, la mayoría jóvenes menores de 30 años, han fallecido en accidentes de tráfico en Cataluña, unos números extremadamente negativos que han revertido la tendencia a la baja de la siniestralidad.Estos datos, calificados desde el Servei de Tránsit como muy preocupantes, han provocado la inmediata reacción de la Generalitat. Para empezar, la Consellería de Interior ha anunciado que este mismo fin de semana los Mossos d’Esquadra vigilarán las carreteras con más de 50 coches camuflados, es decir, sin distintivos policiales. Su objetivo es detectar y sancionar conductas temerarias al volante.Los agentes viajarán uniformados dentro de cada vehículo con la misión de observar si los conductores corren mucho, hablan por teléfono móvil, llevan puesto el cinturón de seguridad, se saltan un semáforo en rojo o pisan una línea continua. “Está demostrado que la presencia manifiesta de los Mossos en las carreteras conmina a los conductores a no realizar infracciones de tráfico, pero únicamente mientras ven a los agentes", explica Montserrat Tura, consellera de Interior y verdadera impulsora de la iniciativa. “Esta misma mañana, un coche camuflado ha comprobado cómo el conductor de un camión cargado de gasolina hablaba por el móvil durante más de un kilómetro y medio. Si los Mossos hubieran viajado con su logotipo, el conductor habría esperado a que se alejaran para utilizarlo", matiza.Así, más de 50 vehículos camuflados, 22 de ellos equipados con radares, patrullan desde hoy las carreteras, con especial diligencia en los tramos con mayor índice de siniestralidad: la N-II, a su paso por el Maresme y Girona; la N-340, en Tarragona; La C-32, en Castelldefels, y la C-58, en sus primeros cuarenta kilómetros.No obstante, Tura ha dejado claro que anuncia públicamente la medida “para no tener que sancionar a nadie. Nuestro afán no es recaudatorio, no es poner multas. Nuestro objetivo es que los ciudadanos no pierdan la vida en las carreteras y, si la iniciativa funciona, la repetiremos en los próximos fines de semana, por lo menos hasta finales de año".La campaña anunciada por la Generalitat se ampliará con más información. Este mismo fin de semana, por ejemplo, Interior repartirá en los peajes de la Jorquera y El Vendrell más de 2.500 pasquines en inglés, francés, castellano y catalán para evitar que los conductores traten de emular el Rally de Cataluña o el Gran Premio de Motociclismo de Valencia. Estos dípticos, inspirados en los mensajes antitabaco, ilustran una motocicleta accidentada sobre un lema: “La velocidad excesiva mata". Su intención es recordar que el pasado fin de semana tres motoristas perdieron la vida en las carreteras de la región. Lo que Interior de momento ha descartado es el aumento de los test de alcoholemia. La Consellería considera “adecuado y suficiente" su habitual dispositivo y recuerda que el 19 por ciento de las 400.000 lecturas realizadas este año han dado positivo. Aun así, el principal partido de la oposición catalana, CiU, acaba de presentar una proposición no de ley para que se fomente la figura del conductor alternativo con más campañas de educación vial. El conductor alternativo es aquel que se compromete a conducir sin haber consumido alcohol para que el resto de sus amigos sí pueda tomarse alguna copa. Es un pacto que rota cada fin de semana.Al mismo tiempo que la Generalitat pone en marcha un dispositivo para evitar el aumento de la siniestralidad, Tráfico activa en todo el país una alerta para que los conductores comprendan que el cinturón de seguridad es una garantía de salvación en carretera. El mensaje de la campaña, “No salgas sin él", intenta recordar que, con el cinturón, se pueden evitar el 45 por ciento de las muertes en carretera. Por otra parte, el Servei Catalá de Transit calcula que este fin de semana abandonarán Barcelona y su área metropolitana más de 400.000 vehículos. Los momentos más conflictivos para la fluidez del tráfico se localizarán hoy viernes de 17:00 a 21:00 horas, el sábado entre las 9:00 y las 13:00 horas y el lunes a partir de las 16:00 horas. Asimismo, la autopistas AP-7 y la C-32 se prevén como las vías más congestionadas, así como los accesos a los distintos tramos del Rally de Cataluña. El cruce de la carretera N-150, que conduce al cementerio de Collserola, será especialmente conflictivo, sobre todo el lunes, Día de todos los Santos.

Los mejores vídeos