Caprabo se deshace de sus gasolineras

Los supermercados Caprabo quieren reestructurar su actividad y, por ello, han decidido vender sus 37 gasolineras a un grupo italiano que, de esta forma, penetra en nuestro mercado del combustible.

Caprabo ha llegado a un acuerdo con el grupo italiano Saras y le ha vendido, por 32,2 millones de euros, sus 37 gasolineras. La familia Moratti es propietaria de Saras, que está presente en áreas de petróleo, servicios y tecnología, pero que no tenía ninguna estación de servicio de nuestro país.

Las gasolineras de Caprabo disponen de una distribución media de cuatro millones de litros, muy por encima de la media que se registra en nuestro país, que es de 2,5 millones de litros.

El acuerdo entre ambas compañía establece que los 180 trabajadores de las estaciones de servicio Caprabo no sean despedidos.

Saras facturó el pasado año, según una información procedente del diario La Vanguardia, 5.196 millones de euros y obtuvo un beneficio de un 48 por ciento superior al que se anotó en 2004.

En la puja por las gasolineras de Caprabo han estado presentes compañías tan importantes como Galp. La compra, aunque está acordada ya, está aún pendiente de ser aprobada por Competencia.