Campaña contra el caos del tráfico en Barcelona

Los conductores barceloneses se pueden ir preparando. En septiembre, a la vuelta de las vacaciones, los agentes de la Guardia Urbana se van a emplear a fondo. Esta es la advertencia que ha hecho el alcalde de la Ciudad Condal, Joan Clos.

Clos señaló que esta campaña irá específicamente dirigida contra quienes infringen las normas en materia de carga y descarga y contra los que aparcan en lugares inadecuados, ocupando espacios destinados a los peatones o a los transportes públicos.
El modo de llevar a cabo esta tarea será a través del uso de la grúa y de los cepos. Clos añadió que está convencido de que el poner un número mayor de multas no va a erradicar este tipo de comportamientos incívicos.
Para la alcaldía, el problema del tráfico se ha convertido en prioritario y va a ser uno de los destacados en la agenda del regidor tras su vuelta de las vacaciones. El mes de septiembre suele ser caótico para la circulación en Barcelona ya que: "la gente se acostumbra durante el verano a desplazarse siempre en coche y, al volver de las vacaciones, traslada esa costumbre a la capital".
Clos analizó también las nuevas líneas de autobús y la idea de habilitar carriles especiales por los que puedan circular coches llenos de pasajeros, iniciativa que pretende fomentar el uso del coche compartido.

Los mejores vídeos