Brasil se apunta al carro de los vehículos verdes

La Cumbre la Tierra analizará la situación medioambiental durante la semana próxima. El objetivo primordial es reducir la contaminación y fomentar el uso de las energías renovables.

La semana que viene se celebra la Cumbre de la Tierra en Brasil, país que, además de acoger esta cita, espera firmar un acuerdo con Alemania para la producción de vehículos ecológicos. Las previsiones apuntan a que la alianza significará el ensamblaje de unas 100.000 unidades con motor que utilice bioetanol (un combustible procedente de la caña de azúcar, entre otros orígenes).

Brasil está dispuesta a emplear energías no renovables y a invertir en este tipo de energías para aumentar el porcentaje de uso de las mismas. En la actualidad, de la energía consumida en el mundo, tan sólo un 2 por ciento procede de energía renovables (agua, aire o sol, por ejemplo). Si trasladamos esta estadística al sector del motor, el porcentaje es ínfimo, ya que siguen dominando, qué duda cabe, los combustibles tradicionales.