Brasil es el nuevo paraíso petrolífero

El petróleo continúa en la franja de los 30 dólares. Mientras, Brasil hace con millonarios contratos para explotación y producción de petróleo en sus tierras.

El XVII Congreso Mundial de Petróleo se está celebrando estos días en Brasil, un país con el que otros Estados están intentando firmar acuerdos de exploración y producción de crudo.

En el transcurso del evento, se han firmado acuerdos entre nueve países de América, Europa y Oceanía para explorar una veintena de áreas en el país. Compañías como Devon, Petrobras, Shell, Statoil o Maersk están implicadas en los contratos. Las inversiones previstas son de unos 700 millones de euros (840 millones de euros, 140.000 millones de pesetas).

Durante el encuentro, Venezuela ha sido uno de los países protagonistas al comentar lo necesario de restringir oferta en el mercado internacional de crudo. Si se reduce la producción de barriles diarios o al menos se mantiene, se conseguirá un aumento del precio, porque la demanda en el último trimestre del año siempre se incrementa por la llegada del invierno. De hecho, en palabras de Rafael Ramírez, ministro de Energía y Minas de Venezuela, la posición de su país "es que no se vayan a aumentar las cuotas de producción".