BMW no deja soñar a sus clientes

En su continua búsqueda del confort, eficacia y seguridad, BMW ha desarrollado un sistema que informa al conductor del grado de somnolencia en el que se encuentra, para reducir el riesgo de sueño al volante y el peligro que esto conlleva.

El Grupo de Investigación BMW (BMW Group Research) está trabajando en un sistema para reducir los riesgos del microsueño, que, según los datos de un estudio germano, producen el 24 por ciento de los accidentes mortales en autopista.

El sistema, desarrollado por la mencionada división en colaboración con la Universidad de Würzburg, permite reconocer el grado de cansancio del conductor a través del número de veces que parpadea. Una cámara enfoca sus ojos y sigue automáticamente los movimientos de la cabeza. Se hace un registro de la cadencia de los parpadeos. Está comprobado que cuando una persona está despierta parpadea con mayor rapidez, pero con menos frecuencia. Sin embargo, cuando alguien está somnoliento, parpadea con mayor frecuencia y los mencionados parpadeos son más lentos. Con estas premisas, se ha desarrollado un algoritmo de cálculo para resolver qué grado de atención tiene en cada momento el conductor.

Para evaluar la situación, BMW ha previsto cuatro fases de atención: vigilia, reducción de la atención, cansancio y sopor. El sistema comunica, tras realizar sus cálculos, la situación del conductor en cada momento a través de la pantalla de navegación del automóvil.

Si el conductor está en la primera fase (despierto), se encenderán dos luces verdes en la pantalla del navegador; si se pasa a la segunda o tercera fase, habrá una o dos luces encendidas, respectivamente; por último, si se llega a la cuarta fase, se encenderán dos luces rojas.

BMW deja claro que este sistema deja en manos del conductor la necesidad o posibilidad o no de descansar. La compañía automovilística concluye, según el comunicado que ha hecho público, que la única solución al problema del sueño en muchas ocasiones es dormir.

Más allá...
Este sistema de prevención del microsueño se encuentra dentro del desarrollo del llamado ConnectedDrive, que pretende integrar sistemas de asistencia e información con una pantalla visual. De esta forma, esta alerta de sueño quedaría completada con una localización de un hotel para echar una cabezadita o de un lugar de aparcamiento para reponer fuerzas, mediante la localización mediante satélite. En definitiva, ConnectedDrive es el copiloto ideal que mejora la seguridad en los desplazamientos.