BMW M3, pegado al asfalto

Evitar que el coche se nos vaya en las curvas va a ser mucho más fácil gracias al nuevo modelo de la Serie 3 de BMW, el M3. Este vehículo incluye un sistema de bloqueo variable del diferencial M.

BMW M3, pegado al asfalto
BMW M3, pegado al asfalto

El nuevo BMW M3 ofrece una mejora de la estabilidad y permite una buena tracción, especialmente en zonas de carreteras viradas. El M3 supone una evolución de los modelos anteriores de esta versión tan peculiar. Los amantes de la conducción deportiva agradecen mucho este sistema de diferencial autoblocante, ya que se encarga de compensar la diferencia de giro y de distancia recorrida que se da entre las ruedas al trazar una curva. Además, permite que la rueda transmita la máxima tracción sobre el asfalto con el menor coeficiente de fricción.Este nuevo sistema, que ha sido desarrollado por los ingenieros de BMW en colaboración con GKN Viscodrive GmbH, permite obtener las mejores prestaciones sobre los asfaltos más deteriorados y ante las condiciones medioambientales más adversas y otorga al automovilista una conducción ligera y segura.