Bergé quiere convertir Sagunto en un distribuidor de automóviles para Europa

El grupo Bergé se propone convertir el puerto de Sagunto en un gran distribuidor ('hub') de automóviles para Europa que evitaría a los grandes barcos portacoches al menos tres días de navegación hasta los puertos del norte del continente.

Para ello cuenta con el desarrollo del llamado corredor Mediterráneo que, a través de ferrocarril, distribuiría en el centro y norte de Europa en menos de tres días los automóviles llegados a los terminales del puerto levantino, hoy con una capacidad de almacenamiento y preparación para la comercialización de 15.000 vehículos.

Esta capacidad ha supuesto para Bergé una inversión de 54 millones de euros, una cantidad que se elevará a 144 cuando se construyan los tres silos de almacenamiento vertical previstos, cada uno de ellos con una capacidad para 9.000 vehículos.

En este momento, la plataforma de Bergé en Sagunto (Carport Sagunto) se ha convertido en la mejor opción logística para las marcas de automóviles, ya que está en una ubicación geográfica más próxima a los dos mercados de mayor consumo de automóviles -Madrid y Barcelona-, lo que junto a su posición en Valencia hace que el coste de distribución sea un 20 % más barato que otras terminales españolas.

Desde el punto de vista internacional, la privilegiada situación del Puerto de Sagunto, bajo la Autoridad Portuaria del Puerto de Valencia (Valenciaport), le permite actuar como nexo, sea por vía del estrecho de Gibraltar o por el Canal de Suez, entre la costa Mediterránea, Europa del Este y Norte de Europa, Extremo Oriente, la costa Atlántica de EEUU y la costa oeste del Continente Africano.

Además, las principales navieras del mundo operan en Carport Sagunto y ello permite conexiones en las mejores condiciones con las áreas geográficas con las que ya se tiene relación.

Hasta la conversión del puerto de Sagunto como un 'hub' de distribución, la plataforma de Berge, junto con la de Toyota, ya que esta marca tiene en este puerto su centro de distribución, reciben los vehículos que consume el mercado español, principalmente de las marcas Toyota, Honda, Suzuki, Fiat, Ford, Volvo, Kia y Bassadone Motors.

En las instalaciones de Carport los vehículos son lavados, revisados y preparados para ser transportados a los mercados nacionales, y para ello el Bergé Logistics cuenta con una flota de 400 camiones portacoches que transporta cada año medio millón de vehículos.

En 2007 la Autoridad Portuaria de Valencia otorgó a Bergé la concesión por 30 años de la terminal para operaciones de vehículos en el puerto de Sagunto, con un área total de 283.000 metros cuadrados.

La terminal incluye dos líneas de atraque concesionadas de 540 metros de longitud y 16 metros de calado, con capacidad para recibir a los grandes 'carrier' con esloras que superan los 220 metros y capacidad para más de 6.000 vehículos.

Sagunto también cuenta con una superficie de estacionamiento protegida por una red antigranizo diseñada por el departamento técnico de Bergé.

Esta protección, junto con la elevada calidad del proceso de desembarque de los coches y de su preparación para la entrega a los concesionarios, hace que el Carport Sagunto tenga una ratio de 2,5 vehículos dañados por cada 10.000, una de las mejores del mundo.

El grupo Bergé, que también es uno de los mayores importadores de vehículos del mundo, operó el pasado año más de un millón de coches en todas sus terminales españolas, es decir, en Vigo (capacidad para 8.000 unidades), Santander (12.000) y Tarragona (25.000), además de las plataforma de Madrid (20.000) y Sevilla (15.000).

Bergé ha invertido en esta infraestructura logística para la distribución de automóviles 160 millones de euros.