Barcelona prevé duplicar sus multas

El pasado 23 de diciembre fueron aprobadas las nuevas ordenanzas municipales de la Ciudad Condal, cuyo apartado de multas, mucho más estricto que en años anteriores, quiere ingresar hasta 51 millones de euros.

Barcelona prevé duplicar sus multas
Barcelona prevé duplicar sus multas

El Ayuntamiento de la Ciudad Condal pretende recaudar este año que comienza alrededor de tres millones de euros en concepto de sanciones por infringir las ordenanzas municipales, lo que supondría casi un 50 por ciento más que lo presupuestado en los dos últimos años.Así, si en 2004 se presupuestaron 1,94 millones y en 2005, 1,89 millones –ambas cantidades en euros-, la previsión para 2006 es de 2,964 millones, lo que significa, prácticamente, el doble de ingresos.Pero dicha previsión no incluye la entrada en las arcas de los beneficios por multas relacionadas con el tráfico –hasta 45,8 millones de euros- ni las que aplican los inspectores municipales -2,4 millones de euros-. Con estos apartados, el total de los ingresos por el cobro del incumplimiento de cualquier ordenanza municipal supera, en suma, los 51 millones de euros.La normativa, que se pondrá en marcha en un breve espacio de tiempo, también contempla mecanismos que agilicen los cobros, prestando especial atención a los residentes fuera del área metropolitana de Barcelona, a quienes resulta más sencillo evadir las penalizaciones.Las conductas ‘incívicas’ en espacios públicos pasarán por caja desafiando la economía del ciudadano medio. De ese modo, orinar, escupir o defecar en la vía pública estará castigado con penas de 300 euros –hasta 1.500, si el lugar está muy concurrido-; beber en la calle costará entre 30 y 100 euros y relacionarse con prostitutas, 3.000 euros.