Barcelona, "ciudad de la educación vial"

Barcelona acogerá una experiencia pionera que podría ser una referencia para el resto de Europa, la Ciudad de la Educación Vial. Los promotores de esta iniciativa son Agbar Automotive y las autoescuelas de Barcelona, que se gastarán 30 millones de euros para hacerla realidad.

Los problemas del tráfico en las grandes ciudades y de la alta siniestralidad que se da en nuestro país son constantes en las tertulias en las que el automóvil es protagonista. De este tipo de encuentros y de la experiencia de los sectores implicados es posible deducir que la falta de una educación vial seria está en la base del problema del tráfico en España.

Sin embargo, y a pesar de las ideas que se han aportado, hasta el momento nadie ha puesto sobre la mesa un proyecto tan claro como el que acaban de presentar Agbar Automotive, división del automóvil del Grupo Agbar (al que pertenece Aguas de Barcelona, por ejemplo), y la Federación de Autoescuelas de Barcelona, que cuenta con 394 afiliados y más de 620 centros, el 80 por ciento de las autoescuelas en la Ciudad Condal.

El proyecto se ha desarrollado delimitando en primer lugar las deficiencias que se han encontrado relacionadas con la educación vial, entre las que destacan la falta de instalaciones específicas para desarrollar actividades de este tipo de formación y para realizar los exámenes de carnet de conducir; descoordinación entre las entidades públicas y privadas para luchar contra los accidentes de tráfico; y la no existencia de una complejo de educación vial exportable a otras ciudades, entre otras cuestiones.

Para poner fin a este problema, ambas organizaciones han planteado el proyecto de la Ciudad de la Educación Vial, en el que invertirán 30 millones de euros (5.000 millones de pesetas), que se situará en Barcelona a lo largo y ancho de 56.000 metros cuadrados. Este complejo contará con instalaciones que puedan ser utilizadas de varias formas y por distintos tipos de vehículos: motos, coches, camiones y vehículos pesados.

En estas pistas se pretende llevar a cabo las actividades necesarias para obtener los permisos de conducción, programas de formación a través de la red de autoescuelas de la Federación, programas de reciclaje y de seguridad vial en la ESO. Además, se pondrá un parque infantil fijo destinado a los colegios para que los chavales realicen actividades relacionadas con la seguridad vial.

Según Sergio Pastor, consejero delegado de Agbar Automotive, "esta iniciativa surge a partir de la constatación de que a pesar de que las infraestructuras de comunicación son cada vez mejores y los automóviles más seguros, en la mayoría de los accidentes, el componente humano tiene un papel destacado, y así lo ponen de manifiesto las estadísticas. El factor humano constituye el elemento desencadenante de los accidentes en el 33 por ciento de los casos, lo que supone un elevado coste social (por la pérdida de vidas humanas) y económico".

En cuanto al presidente de la Federación de Autoescuelas de Barcelona, Joan Mª Font, ha señalado que "se trata de un proyecto social y políticamente muy necesario, puesto que su objetivo es ante todo sensibilizar a los ciudadanos y conductores sobre la importancia de los buenos hábitos en la conducción para mejorar la seguridad de todos y reducir los actuales índices de accidentabilidad. Por ello, resulta fundamental la suma de esfuerzos y la implicación activa de las administraciones e instituciones directamente vinculadas al tema."