Barcelona apuesta por el coche compartido

Una de las soluciones para el tráfico en las grandes ciudades es, sin duda, reducir el número de automóviles que circulan por las mismas. Así lo ha entendido el ayuntamiento de Barcelona, que ha decidido apostar por el coche compartido.

El coche compartido está más cerca en la Ciudad Condal. El ayuntamiento de Barcelona ha decidido apostar por este sistema con la decisión de participar en una fundación que ,entre sus misiones, tiene la de crear una empresa de coches compartidos.

La Fundación para la Movilidad Sostenible y Segura, que es como se denomina la citada fundación, estará formada además por la Generalitat y la Promoción del Transporte Público (PTP). Este organismo debe gestionar la creación de una empresa que gestione una flota de vehículos que serán compartidos por los ciudadanos que así lo deseen.

Así, le empresa deberá poseer una flota de automóviles en el mayor número posible de poblaciones y en cada una de ellas el mayor número posible de aparcamientos, con el fin de facilitar a los clientes el acceso a los vehículos. El objetivo es dar la máxima agilidad posible tanto a la hora de acceder al vehículo como a la hora de depositarlo en el lugar de destino. Aunque el proyecto ha de terminar de definirse, se ha calculado que las personas interesadas hagan frente a una cuota mensual de 10 euros, lo que les da derecho a solicitar el vehículo, cuyo precio es de 18 céntimos el kilómetro o 2,40 euros la hora.

Gracias a este sistema se pretende disminuir el número de kilómetros que se hacen en coche y aumentar el uso del transporte público o la bicicleta.