Bajan los beneficios de Ford en un 62,5 por ciento

Durante 1999, las ventas de nuevos modelos, como el Focus turbodiésel y los renovados Fiesta y Ranger, han protagonizado el incremento de la cifra de negocio de la marca americana en nuestro país.

Según los datos del ejercicio 1999 de Ford España, la compañía obtuvo unos beneficios antes de impuestos de 3.579 millones de pesetas, lo que significa una caída del 62,5 por ciento respecto a 1998. La cifra de negocio de la empresa durante el 99 ha sido de 700.432 millones de pesetas, es decir, una subida del 16,2 por ciento respecto al ejercicio anterior. El 63 por ciento de las ventas correspondió a la exportación. Según el presidente de Ford España, Jaime Carvajal, "este año ha sido importante en el proceso de consolidación y madurez del mercado español, pero el nivel de rentabilidad del sector sigue siendo insuficiente, a pesar del crecimiento de las ventas".

La planta de Ford en Almussafes (Valencia) fabricó durante el año pasado 514.763 motores y 342.047 vehículos. De hecho, la compañía automovilística ha invertido en esta factoría 45.000 millones de pesetas para aumentar la capacidad de ensamblaje y para producir propulsores I4.