Publicidad

Top 10: coches que fracasaron en ventas

Puede que no ofrecieran suficientes argumentos de compra. O puede quizás que en realidad el mercado no les haya comprendido. En cualquier caso, el resultado es que fueron los coches de producción en serie menos vendidos en 2013, según los datos de Aniacam. ¿No tienes curiosidad por saber sus nombres? Si tu coche está entre ellos, tranquilo: puede que tengas un futuro clásico muy cotizado…
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Top 10: coches que fracasaron en ventas
Top 10: coches que fracasaron en ventas

Obviamente entenderás que hay coches que, en la práctica, se vendieron aún menos que los de nuestra particular ‘lista negra’ de comercializaciones. McLaren, por ejemplo, matriculó sólo 4 espectaculares MP4-12C, Rolls-Royce colocó hasta 5 automóviles, Aston Martin 3 coupés Rapide o Maybach 1 única unidad. Pero comprenderás también que no contabilicemos ni grandes berlinas de lujo, ni los automóviles más exclusivos, ni superdeportivos fuera de serie. Es lógico que sus ventas sean testimoniales, y hasta pueden considerarse un éxito. Como también los 6 Priora que Lada consiguió vender o los 14 XUV 500 de Mahindra: incluso nos parecen demasiados.

 

Rastreamos así el mercado en busca de los modelos generalistas de producción en serie de menor éxito en 2013. Y para que te hagas una idea de lo poco que vendieron, sólo unas comparaciones. Si crees que un Renault Laguna tiene los días contados, conoce que vende hasta 100 veces más coches que la mayoría de ellos. Si piensas que el Fiat Bravo ha desaparecido, es porque no sabes que matriculó 40 veces más unidades. Y si consideras que el Lancia Delta, el Chevrolet Malibú, el Skoda Roomster, el Toyota iQ o el Peugeot 4008 han fracasado y no se ven… apunta que vendieron casi un 100% más de vehículos. Ya sí, a continuación el top 10 de menos vendidos.

 

10- Renault Latitude

 Renault Latitude

Fruto de una plataforma común de la Alianza entre Renault y Nissan, y comercializado en algunos países como Renault Safrane y en otros inicialmente como Samsung SM5, el Latitude no consigue arrancar después de casi 4 años en el mercado. En 2013 se vendieron en toda España sólo 117 unidades, y eso que esta gran berlina de 4,90 metros, situada por encima del Laguna, aunque menos refinada y sin tanto equipamiento, ofrece una gran relación tamaño/precio. El Espace, con sólo 96 unidades vendidas, podría figurar también en la lista, aunque prácticamente se deja ya llevar: para finales de año se anuncia su sustituto. Además, si sumamos las 127 matriculaciones de Grand Espace, se sale de la lista.

 

9- Volkswagen Eos

VW Eos

Los orígenes de este atractivo descapotable, allá por mediados de 2006, fueron buenos. Gran calidad de realización, sofisticado techo rígido, buenos motores, amplio equipamiento… funcionó razonablemente bien. Sin embargo, a la caída del mercado se sumó la aparición en el verano de 2011 de una nueva generación de VW Golf Cabrio. Ahí empezó su declive. El pasado año se vendieron sólo 98 unidades, obteniendo un 2,6 por ciento de cuota de mercado en su categoría: muy poco para ser un VW.

 

8- Hyundai Veloster

Hyundai Veloster

Creado principalmente para el mercado americano, el Veloster llegó a España a mediados de 2011 como un concepto de deportivo casi revolucionario. Con un tamaño compacto (4,2 metros), un diseño agresivo y su especial configuración de 4 puertas (una en el lado del conductor, dos en el del acompañante y portón trasero) aportaba originalidad y buen precio al segmento. Pero también dos únicas motorizaciones de gasolina: 1.6 atmosférico de 140 CV y 1.6 turbo de 186. Hyundai descartó el Diesel alegando que ‘sus ventas estimadas en Europa no justificaban el gasto de instalarlo en este modelo’, Y no se equivocaron: en todo 2013, sólo 56 unidades… y en diciembre pasado, 1 sola en el mes.

 

7-  Chevrolet Camaro

Chevrolet Camaro

¿Quién no ha soñado alguna vez con traerse un Camaro de importación desde Estados Unidos? Pues curioso que ahora que se vende en España, sólo 34 personas lo hayan adquirido en todo 2013. O, quizás, no tan curioso. Porque una de las grandes bazas que jugaba aquí este mitro entre mitos, este verdadero ‘muscle car’, era su exotismo y su precio: al cambio, se vende por 18.000 euros en Estados Unidos con un poderoso motor V8 de 432 CV. Cuando en España claro tienes que desembolsar por el Camaro más de 45.000 euros (52.000 si lo quieres Convertible) pues quizás empieza ya a no interesar tanto…

 

6- Volvo V70

Volvo V70

Si hay una marca con experiencia y prestigio en la realización de carrocerías familiares, Volvo sin duda figura en el puesto de honor de la lista. Sin embargo, parece que en España no tiene cabida. Si a las pocas ventas de coches ‘wagon’ sumamos la poca penetración que sigue teniendo Volvo, el resultado es que un coche que triunfa en muchos mercados europeos sólo vendió 24 unidades en nuestro país en 2013. Una lástima, porque basado en el S80, y recientemente actualizada, es una gran berlina familiar.

 

5- Suzuki Kizashi

Suzuki Kizashi

Kizashi… o, quizás, no. Esta berlina de 4,65 metros, con una buena calidad general de realización, una correcta amplitud, un buen agrado de uso y un precio competitivo no ha funcionado. Ni siquiera con estos ingredientes ni con su deportivo diseño. En 2013 sólo se matricularon 14 unidades, lo que habla de su escasísima repercusión comercial. Su problema principal es que, para un segmento como el de las berlinas, sólo oferta un motor de gasolina, de 2,4 litros y 178 CV, en tracción delantera con cambio manual, y 4x4 con cambio automático. Así es muy difícil.

 

4- Subaru BRZ

Subaru BR-Z

Este especial coupé llegó en 2012 dispuesto a recuperar viejas sensaciones deportivas. De propulsión traseras, con un motor bóxer atmosférico de 2,0 litros y 200 CV, un bajísimo peso y una aerodinámica muy cuidada, tiene casi de todo para conquistar el corazón de muchos aficionados y convertirse en el rey del derrape. Sin embargo, también tiene un hermano gemelo, y en la práctica se lo come. Hablamos del Toyota GT-86. Por red comercial, Subaru no puede competir. Y es la principal razón por la que, si el Toyota en 2013 vendió 128 unidades (tampoco muchas), Subaru sólo matriculó 11.

 

3- Subaru Legacy

Subaru Legacy

Sobrio, amplio y con un buen maletero, esta berlina de 4,7 metros se encuentra con el mismo problema del BRZ, la poca presencia en el mercado de Subaru, convertida casi en marca de nicho. No extraña, por tanto, que sólo se vendieran 8 coches en todo 2013 y figure en el top 3 de coches menos vendidos. No hay muchos más argumentos que lo justifiquen, porque es un buen coche, con un gran compromiso entre estabilidad y confort, mucho espacio y asociado a un buen motor Diesel bóxer de 2,0 litros y 150 CV.

 

2- Citroën C-Zero/ Peugeot iON

Citroën C-Zero

El futuro de la movilidad, de momento, está muy lejos. Aunque para unos más que para otros. Cierto que ningún eléctrico arrasa en ventas, pero un Nissan Leaf, por ejemplo, se defiende con 263 unidades y el recién lanzado Renault Zoe con 182. No es el caso de Citroën C-Zero (sólo 3 unidades) ni de Peugeot iOn (sólo 6), en la práctica el mismo coche. Llegaron a España a finales de 2010 como primeros representantes del urbano eléctrico de la era moderna. Y su rendimiento es bueno, moviéndose muy bien por ciudad con su motor de 67 CV y 130 km de autonomía. Además de sus limitadísimas ventas, su mayor fracaso radica en que, su también hermano gemelo Toyota iMIEV (en realidad la base de ellos), logró en el mismo período vender 142 unidades.

 

1-Chevrolet Volt/Opel Ampera

Chevrolet Volt

Otra pareja revolucionaria de coches incomprendidos, prácticamente en empate técnico de menos vendidos con C-Zero e iOn. Y eso que, cuando llegaron en 2012 al mercado, fueron distinguidos con el prestigioso premio europeo ‘Car of The Year’. Sin embargo, ni esa buena crítica ha conseguido que el Chevrolet Volt únicamente vendiera 2 unidades en todo 2013, ni que el Opel Ampera superara las 6 matriculaciones. Pioneros en el concepto de coches eléctricos de autonomía extendida, tienen dos motores eléctricos que rinden conjuntamente 150 CV para rodar hasta unos 60 km con cero emisiones, y un motor de combustión que actúa teóricamente sólo como generador para recargar baterías una vez agotadas. Quizás el desconocimiento o las dudas sobre su tecnología, pero quizás también su alto precio  (siempre más de 35.000 €), han lastrado sus ventas.

Galería relacionada

Los 10 coches menos vendidos