Por qué nunca debes usar lavavajillas para el limpiaparabrisas del coche, y cómo rellenarlo

Usar líquido lavavajillas junto al agua del limpiaparabrisas del coche está muy extendido. Te contamos por qué no debes hacerlo.
Por qué nunca debes usar lavavajillas para el limpiaparabrisas del coche, y cómo rellenarlo
Por qué nunca debes usar lavavajillas para el limpiaparabrisas del coche, y cómo rellenarlo

Está más extendido de lo que un fanático de la limpieza del automóvil pueda creer. Y es que, para quienes limpian su coche semanalmente y con los mejores productos, rellenar el depósito del limpiaparabrisas con agua y lavavajillas puede ser todo un despropósito. Pero para el resto de conductores, este método es habitual y, sin embargo, puede crearnos algún que otro problema.

Publicidad

Tal y como señalan desde Autocasión, utilizar líquido lavavajillas para limpiar el parabrisas de nuestro vehículo puede ser muy perjudicial, aumentando el riesgo de sufrir una avería y hasta de sufrir un accidente. Al contrario, en este artículo te damos una amplia lista de artículos específicos que son mucho más útiles y menos agresivos.

Pero, ¿por qué es perjudicial el uso de lavavajillas? En primer lugar, a poco líquido que echemos ya creará mucha espuma, algo perjudicial para la mayor parte de componentes por los que pasa el líquido desde que se mantiene en el depósito hasta que llega a los cristales.

Por qué nunca debes usar lavavajillas para el limpiaparabrisas del coche, y cómo rellenarlo

La espuma puede limitar la visión durante unos segundos esenciales

Para empezar, la bomba eléctrica que aspira el líquido sufre mucho con la espuma, ya que necesita hacer un sobreesfuerzo que aumentará su temperatura, reduciendo su lubricación y, por tanto, aumentando su desgaste.

Lo mismo sucede con los surtidores, en los cuales se incluye una válvula anti-retorno en la que se acumula una pequeña cantidad de agua para que, al pulsar el mando, el líquido llegue inmediatamente. Dicha válvula se compone de un muelle y una membrana de goma que se puede estropear con la presencia permanente de jabón, pudiendo provocar alguna pequeña fuga.

Pero, además, una vez que ha hecho su presencia en el parabrisas, la espuma creada nos impide ver la carretera con claridad durante unos segundos, el tiempo suficiente para sufrir un accidente antes de que las escobillas retiren toda la espuma del cristal.

Publicidad

Y a todo lo anterior sumamos que los restos que quedan en el coche una vez se ha utilizado el líquido limpiaparabrisas también es perjudicial. Hay que tener en cuenta que los residuos y la espuma generada por el lavavajillas pueden atacar la pintura del coche, obstruir los desagües o producir manchas permanentes en la carrocería al evaporarse. Y, además, no evita que el agua se congele en invierno en las zonas más frías, lo que puede romper los componentes y dejarlos inútiles.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...