Phishing-car o el timo en la venta de coches en Internet: así te pueden engañar

Por desgracia, los ciberdelitos están a la orden del día y el phishing-car o la estafa en la venta de coches usados en Internet es uno de los más comunes. Te contamos cómo operan algunas organizaciones criminales.
Jorge Serrano.

Twitter: JorgeMotor1 -

Phishing-car o el timo en la venta de coches en Internet: así te pueden engañar
Phishing-car o el timo en la venta de coches en Internet: así te pueden engañar

En la era de la globalización y con Internet como nexo de unión y comunicación de miles de millones de personas en todo el mundo, los ciberdelitos han crecido de forma espectacular durante los últimos años. Los timos, las estafas y los engaños que se cometen de forma fraudulenta en la Red se suceden prácticamente a diario. En el caso que nos ocupa, nos detenemos en el fenómeno denominado phishing-car o, dicho de otro modo, la estafa en la venta de coches usados en Internet.

Publicidad

En un interesante artículo didáctico publicado en la web especializada en Derecho y Abogacía Legal Today, se explica muy bien y de forma detallada qué es el phishing-car y cómo operan las organizaciones criminales, así como algunas recomendaciones muy útiles para evitar este tipo de estafa.

Además de estafarte una cantidad importante de dinero, con el phishing-car, según Legal Today, también pueden usurpar de forma fraudulenta tus contraseñas personales de tus cuentas de correo electrónico, redes sociales e incluso robar tus datos bancarios con las claves electrónicas incluidas.

Las organizaciones criminales comienzan a operar publicando cientos de anuncios en páginas web especializadas en la compra-venta de vehículos de la Unión Europea, lo que dificulta el seguimiento por parte de los distintos agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil especializados en los ciberdelitos.

Así te pueden estafar en la compra de coches en Internet, así funciona el phishing-car

Según Legal Today, estas bandas criminales suelen tener un modus operandi cada vez que cometen un acto de phishing-car o de estafa en la venta de vehículos por Internet. El acto delictivo comienza en primer lugar con el anuncio del coche usado en cuestión en diferentes páginas web (en todos los casos, los datos y las imágenes del vehículo son los mismos). Las fotografías de estos anuncios son de vehículos reales, ya que el estafador ha recurrido a algún amigo, conocido o compinche para fotografiar el modelo en cuestión.

Publicidad

En segundo lugar, el comprador interesado (futura y probable persona estafada), se pone en contacto con el vendedor-estafador. La respuesta suele ser casi siempre la misma: el vehículo no se puede enseñar porque no está en España. En este caso, el vendedor-estafador suele pedir un pago previo o señal para poder traer el vehículo a nuestro país (nunca anticipes por adelantado ninguna cantidad de dinero). Durante este primer contacto, Legal Today advierte sobre ciertos detalles a tener en cuenta: primero, el acento (si es extranjero o no) de la persona con la que se ha podido contactar de forma telefónica; segundo, el tipo de lenguaje que se usa si la respuesta es vía correo electrónico (cuando se usa un programa de traducción, se suelen cometer faltas ortográficas y gramaticales que no corresponden a una forma natural de emplear correctamente el lenguaje).

En tercer lugar, si el vendedor-estafador nota ciertas dudas en tu posible decisión de compra, no va a dudar en presionarte para que realices el pago de una señal y que aceptes la operación. ¿Su argumento? Tiene más personas interesadas en la compra del vehículo usado en cuestión.

Si finalmente el timo continúa con su proceso, el vendedor-estafador comienza a preparar la supuesta entrega del vehículo al comprador. En este paso de la estafa, las bandas criminales suelen decir al interesado que el coche se le entregará a través de alguna de las empresas de transporte más conocidas con nombres reales, lo que da “cierta credibilidad” en la operación.

Una vez que se inician los trámites de la supuesta entrega del vehículo a través de una empresa de transporte con nombre real, el estafador suele pedir por adelantado hasta el 50 por ciento del valor real. En este paso de la estafa, el comprador suele recibir documentación falsa del vehículo, ante lo cual, realiza una transferencia por Internet a una cuenta bancaria situada en el extranjero. Cuando el dinero se recibe en esta cuenta bancaria, se pasa rápidamente a otra cuenta, lo que de nuevo dificulta el rastreo de los agentes especializados en la investigación de ciberdelitos.

Con la mitad del dinero de la operación ya transferido, los días pasan y el comprador o persona estafada trata de pedir explicaciones al estafador-vendedor. Éste, haciéndose pasar por la empresa de transportes, explica al comprador que tiene problemas en la aduana y que el importe total del vehículo se ha de realizar de forma íntegra. El comprador contacta con la empresa fraudulenta y ésta argumenta que le devuelve el importe del primer pago para que pueda realizar el segundo importe (es decir, la cantidad restante en la operación). En este caso, los estafadores envían un justificante falso de que se ha procedido a la devolución del primer pago.

Publicidad

En esta etapa de la estafa, pueden suceder dos cosas, según Legal Today: en primer lugar, que la persona estafada proceda a realizar el segundo pago y ya no vuelva a saber nada más ni del vehículo ni de los supuestos vendedores; y, en segundo lugar, que no efectúe este segundo pago al sospechar que está siendo engañado, exponiéndose a la pérdida del primero de los pagos (que es lo que suele suceder en la mayoría de las ocasiones).

Cómo evitar el phishing-car o la estafa en la venta de coches por Internet

-Navega por páginas web cifradas o seguras cuya dirección URL en la barra del navegador empiece por https://

-No te fíes de vendedores extranjeros, números de teléfonos extranjeros y cuentas bancarias situadas en lugares que no sean España.

-Sospecha cuando el supuesto vendedor sólo quiere contactar contigo a través de correo electrónico. En sus mensajes, fíjate bien en cómo usa el castellano.

Publicidad

-Nunca pagues nada por adelantado.

-Verifica que la empresa de transporte es real. Contacta con ella para saber si tiene o no la orden de entrega del automóvil en cuestión a tu nombre.

-Usa Internet para saber más sobre el supuesto vendedor-estafador. En los foros especializados, en muchas ocasiones se suele advertir a los internautas de ciertas empresas o vendedores fraudulentos.

-Pide cuanto más información, mejor: estado del vehículo por fuera y por dentro, número del chasis, cómo están los neumáticos, los frenos, los faros, las escobillas…

Publicidad

-Desconfía totalmente de los chollos y de los precios anormalmente bajos. Si encuentras una ganga de un modelo con un precio muy bajo respecto a otros modelos similares publicados en otras páginas web, este mero dato ya te ha de una pista de que puede ser un engaño o una estafa.

Fuente: Legal Today.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

Cuéntanos tu experiencia con la marca de tu coche actual y participa ya en el sorteo ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...