Los nuevos materiales de los coches aumentan los costes de reparación

Un informe publicado en el periódico estadounidense USA Today revela que los costes de reparación de los vehículos que emplean nuevos y ligeros materiales como la fibra de carbono, el aluminio y el acero de alta resistencia son notablemente mayores a los de vehículos que emplean materiales más comunes como el acero convencional y el plástico.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Los nuevos materiales de los coches aumentan los costes de reparación
Los nuevos materiales de los coches aumentan los costes de reparación

Las ventajas de la utilización de nuevos y avanzados materiales como la fibra de carbono, el aluminio y el acero de alta resistencia en la fabricación de coches tiene muchísimas ventajas. La principal: todos ellos son muy ligeros, por lo que el consumo de combustible desciende notablemente. Sin embargo, ¿cuesta lo mismo arreglar un coche fabricado con estos materiales que otro vehículo construido con el acero y el plástico convencionales?

 

Según un informe publicado por el periódico estadounidense USA Today, los costes de reparación de un coche que emplea materiales como el aluminio, el acero de alta resistencia y la fibra de carbono son significativamente mayores respecto a otro vehículo fabricado con materiales como el acero y el plástico. El personal de un taller encargado de la reparación no tiene la suficiente formación y destreza en la reparación de estos nuevos materiales. El ensamblaje, el pulido, el soldado... todas estas técnicas requieren unos conocimientos previos que habitualmente no tienen los encargados de chapa y pintura de un taller.

 

Por otro lado, el coste de la materia prima en origen de la fibra de carbono, el aluminio y el acero de alta resistencia es también ligeramente mayor que el plástico y el acero convencional. Es cierto que en este término se han producido muchos avances a la hora de abaratarlos, pero en el coste final de la reparación de un taller, cualquier euro de más se nota de forma mucho más acusada en la factura final.

 

Debido a este incremento de costes y al desconocimiento exacto de las técnicas de reparación, desde USA Today también se detalla que en algunos talleres se están sustituyendo piezas originales por otras convencionales debido a las carencias ya mencionadas. Máximos responsables americanos en seguridad y en evaluación de calidad denuncian estas prácticas, ya que el conductor disfrutará de un coche que no será igual a como lo compró.

 

El informe de USA Today afirma que el nivel de formación y el conocimiento de las nuevas técnicas de fabricación y reparación está llegando muy a cuenta gotas a los talleres de reparación, por lo que de momento los costes de reparación de los nuevos materiales frente a los convencionales seguirán siendo mayores, al menos a corto plazo.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...