Nissan anuncia una inversión de 400 millones de euros en Barcelona

Nuevas oficinas, un centro logístico integrado y una factoría son los objetivos pretendidos por Nissan con el anuncio de una nueva inversión de 400 millones de euros en Barcelona. Aunque la iniciativa aún está en fase de estudio, el presidente del grupo, Carlos Goshn, planea reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para desarrollar el plan industrial.
-
Nissan anuncia una inversión de 400 millones de euros en Barcelona

La razón de invertir 400 millones de euros se debe a los buenos resultados que está cosechando la producción industrial de Nissan en nuestro país. En un momento,en el que la mayoría de los fabricantes con presencia en España han visto cómo se reducía el número de unidades producidas, la firma japonesa, sin embargo, ha tenido que aumentar sus previsiones para 2006 hasta los 180.000 vehículos. El éxito del todo terreno Pathfinder y del pick-up Navara han propiciado esta revisión al alza. Dado que ambas versiones se producen en la factoría que Nissan posee en la Zona Franca de Barcelona y como ésta se haya al límite de su capacidad productiva –la plantilla se ha visto obligada a trabajar los sábados para satisfacer la demanda-, es imposible que acometa mayor producción. Por esta razón, se hace necesaria la construcción de una nueva planta en España, que vendría acompañada en una primera fase de unas nuevas oficinas y de un centro logístico integrado. Aunque el proyecto está aún en proceso de estudio y de negociaciones, parece que Nissan apuesta por la localidad barcelonesa de Igualada como sede de la nueva fábrica, ya que en ella hay superficie suficiente y con las infraestructuras necesarias para alojar unas instalaciones de tales características.

Este martes, el máximo responsable de Nissan, Carlos Goshn, se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para analizar el plan industrial de la futura factoría. El ejecutivo brasileño pedirá a Zapatero que interceda ante el Consorcio de la Zona Franca, propietario de las 150 hectáreas de Igualada que interesan a Nissan para ubicar la factoría, con el objetivo de que los precios se abaraten. Asimismo, le preguntará por el proyecto de ampliación hasta Igualada de la línea férrea que utiliza Seat para dar salida a su producción y que, asimismo, resultaría fundamental para la nueva planta. El Consorcio de la Zona Franca, la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Industria llevan un año estudiando esta operación.

De concretarse, el proyecto tardaría cinco años en finalizarse y sería el más importante en España en los últimos tiempos. Además, serviría para invertir la tendencia deslocalizadora de los fabricantes de automóviles en nuestro país, ya que todo hace indicar que la nueva factoría se quedaría en exclusividad con la producción de la Primastar, actualmente dividida entre la Zona Franca y Luton (Inglaterra).

Desde que Carlos Goshn se hiciera cargo de la alianza de Nissan y Renault, todo había sido éxitos y buenos resultados para la compañía. No obstante, su sistema de gestión empresarial ha comenzado a dar los primeros síntomas de agotamiento. Después de ocho años sin mácula, Nissan ha cosechado cifras negativas. En el primer semestre fiscal de 2006 –de abril a septiembre- ha logrado un beneficio por operaciones de 348.650 millones de yenes (2.300 millones de euros), que significan un 15,3 por ciento menos respecto al mismo periodo de 2005.

<

p> Esta noticia viene acompañada por la caída del 6,9 por ciento de las ventas en todo el mundo (16,9 por ciento en Japón), de abril a septiembre, y por la constatación de que ha sido el único fabricante japonés en registrar un retroceso en las exportaciones y en la producción nacional. Los negativos registros de Nissan no sólo se circunscriben a su mercado de origen. En los Estados Unidos, la compañía vendió un 10,2 por ciento menos y en os últimos 20 meses ha lanzado un único modelo.

<

p> Carlos Goshn ha tratado de quitar hierro a estas cifras y ha asegurado que en el segundo semestre fiscal de 2006 habrá “una vuelta a la intensa actividad de producción que ha impulsado en el pasado el crecimiento con beneficios de Nissan”. Así, en los próximos meses, la compañía tiene previsto lanzar los modelos Nissan Sentra, Nissan Altima e Infiniti G35, en los Estados Unidos, el SUV Nissan Qashqai, en Europa, el minicar Nissan Otti, en Japón, o el Livina Geniss, en China.

<

p> No obstante, los expertos del sector entienden que estas cifras son una clara llamada de atención al modelo de gestión implantado por Goshn, quien ha sufrido un pequeño revés con la ruptura de negociaciones para integrar una alianza con General Motors y con el anuncio de Ford de que da vía libre a su nuevo director ejecutivo, Allan R. Mulaly, para sacar al grupo de la crisis en la que se encuentra.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...