Multa de 800 € y pena de prisión por dar otro conductor para librarse de una multa

Un hombre ha sido condenado a una multa de 800 euros y a 6 meses de prisión condicionados a no delinquir en 2 años por dar los datos de otra persona para no pagar una multa de velocidad.
Jordi Moral
Multa de 800 € y pena de prisión por dar otro conductor para librarse de una multa
Multa de 800 € y pena de prisión por dar otro conductor para librarse de una multa

La multa de velocidad, que en realidad era por circular a 135 km/h en un tramo de la autopista AP-7 limitado a 120 km/h y que no acarreaba puntos del carné de conducir (tan solo una sanción de 100 euros, reducibles a 50 euros con pronto pago), le va a salir muy, muy cara ahora a un hombre de nacionalidad española y 60 años de edad. Los Mossos d’Esquadra han informado que el juzgado penal número 2 de Sabadall emitió el pasado 17 de septiembre una sentencia por la que el acusado era condenado a 6 meses de prisión condicionados a 2 años sin cometer ningún delito y a 800 euros de multa por dar el nombre de otra persona con el objetivo de librarse de la sanción de velocidad. Además, al no querer identificar posteriormente al conductor real, se le ha impuesto otra multa de 300 euros.

Publicidad

Acusado de un delito de falsedad documental y de estafa en grado de tentativa, el hecho sucedió a finales de 2013: el hombre, a raíz de una denuncia de tráfico por exceso de velocidad, informaba al Servicio Catalán de Tráfico de que el conductor en el momento de la infracción era otra persona que vivía en Madrid, facilitando sus datos.

Sin embargo, en marzo de 2014, los agentes del grupo de Investigación y Documentación (GRD) de los Mossos recibieron una denuncia de la Policía Nacional de Puente-Vallecas, en Madrid, en la que un hombre denunciaba que alguien había utilizado sus datos personales en una denuncia de tráfico.

Esta persona alegaba entonces que él nunca había conducido aquel vehículo, que no estaba además en el lugar de los hechos en la fecha de la infracción y que no tenía absolutamente nada que ver ni con el vehículo ni con su propietario. Tras investigar todos los hechos, el 19 de marzo de 2014 los agentes demostraron y aclararon que el primer hombre y propietario era quien verdaderamente conducía el vehículo en el momento de la infracción.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...

Con lo mejor de un vehículo eléctrico y de uno tradicional de combustión, el coche hí...

El diseño de los coches, de las ciudades, de las carreteras... en todas sus interpret...