Mucho más que un copiloto

“Derecha buena más, para izquierda lenta, ojo, frenando mucho….” ¿Te suena? Efectivamente, es el particular lenguaje de los copilotos, uno de los pilares más importantes de cualquier equipo de rallies. Si te atrae esta profesión, varios cursillos te enseñarán cómo actuar ante cualquier eventualidad. El de Diego Vallejo es uno de ellos.
-
Mucho más que un copiloto
Mucho más que un copiloto

Con los cursos, Diego busca, básicamente, que aquellos que están empezando en esta profesión “accedan a todo lo que me hubiera gustado que me explicaran cuando yo comencé”, afirma. Desde hace seis años, aplica esta máxima a sus clases.

Respuesta: La verdad es que una escudería me llamó, en 1993, para ver si podía impartir alguna clase sobre la materia. Yo había asistido, como alumno, a un curso de Álex Romaní (ex–copiloto, entre otros, de Jesús Puras y, en los últimos dos años, de Dani Solá) y tenía esa referencia, así que me atreví. A partir de entonces, empecé a pensar en la manera de estructurar mejor unas clases, etc. Estos cursos han sido el resultado.

R.: Me llevó mucho trabajo, pues tuve que buscar gran cantidad de información. Sin embargo, me guié por un criterio básico: quería que mis alumnos aprendieran lo que me hubiera gustado saber antes de empezar a correr. Luego tienes muchas sorpresas, muchos chascos, e intento que eviten esta parte. O, por lo menos, quiero que, si se encuentran en una situación difícil, digan: “Coño, esto me lo explicaron en el curso, ya sé cómo hacerlo”.

R.: Hay de todo, desde pilotos que quieren saber qué trabajo desarrolla un copiloto hasta personas que no conocen nada sobre el tema, pasando por otras que ya dominan el desarrollo de un rally. Al principio, tenía estructura para hacer dos cursos, uno de iniciación y otro de perfeccionamiento. Sin embargo, a veces venía gente con experiencia al de iniciación y viceversa, ya que no les cuadraban las fechas de las clases, etc. Por eso, decidí dividir a los asistentes por grupos, pero dentro del mismo curso. A lo largo de estos años, he encontrado muchas personas que han querido “repetir”; si se trata de un copiloto que empezó en el nivel “Iniciación”, la siguiente vez que acuda a las clases estará en el grupo de “Perfeccionamiento”, aunque no haya corrido, ya que entiendo que es una tontería repetirle algo que ya ha visto.
Las plazas están limitadas a 20 personas, aunque, si recibo mucha demanda y las aulas son grandes –como en Alcalá de Henares-, las amplío hasta 25. De lo que me he dado cuenta es de que he llenado todas las vacantes; las plazas se han agotado bastante rápido. Este año, daré clases a 110 alumnos en 5 cursos.

R.: Si realmente tienes ganas de dedicarte a esta profesión, sí es fácil, ya que hacen falta copilotos. Una de las cosas que más me animó a crear la escuela fue que muchos pilotos me llamaban y me decían: “¿No conocerás a alguien que pueda trabajar conmigo?”. Cada uno exige unas determinadas características: los menos experimentados suelen pedir que el navegante también tenga poca práctica, para ir aprendiendo juntos, mientras que los que llevan muchos años suelen enseñarle muchos detalles sobre las carreras. Lo que yo necesito para recomendarlos es que tengan unas ciertas aptitudes y mucha ilusión.

R.: En parte, sí. Hace tres años, uno de los mecánicos que trabajaba conmigo en el Mundial de Rallies me dijo que su hermano y él necesitaban copilotos para participar en el Campeonato Gallego de la especialidad. Me sugirió que podía salir de la escuela, con el fin de dar una oportunidad a alguien que nunca hubiera corrido. Y así surgió la beca. Antes, yo afrontaba todos los gastos: la licencia, el mono ignífugo, el casco… Pero, este año, he tenido la suerte de encontrar una empresa, Recalvi Lugo, que quiere colaborar aportando el dinero necesario para cubrir esta beca.
Es una buena oportunidad para la persona elegida, ya que promocionamos a alguien sin experiencia. Este requisito es imprescindible, ni siquiera me importa que antes haya sido piloto; si se quiere “convertir”, ganamos un “adepto” más (risas). No va a obtener dinero, pero tampoco va a gastar nada. Uno de los “becarios” ya ha llegado al Campeonato de España de Rallies, pues le fichó Álvaro Muñiz.

Año tras año, Diego Vallejo ha ido aumentando los patrocinadores de sus clases. Entre ellos está Rallycar, que ofrece un 20 por ciento de descuento en la venta de material de competición a todos los asistentes al curso. También se encuentra PlayStation, que da al copiloto de Fiat todo el material necesario para sus clases prácticas y, cada año, renueva los juegos, que, en palabras de Diego, “son como simuladores. Es un sistema muy atractivo, pues la gente se sorprende al comprobar el nivel de realismo al que se llega”. “Yo les pongo un casco y acompañan a un piloto profesional; la mayoría salen encantados de haber sido, durante un rato, el navegante de alguien como Sergio, Álvaro o Ignacio Sanfilippo”, explica.

R.: Entre todos los alumnos, llamamos a los que creemos que tienen mejores aptitudes, y el piloto (este año, Óscar López) y yo realizamos una selección. Entre los dos, decidimos quién está mejor preparado. No nos fijamos sólo en el nivel de aprendizaje que haya alcanzado, también queremos que muestre ilusión y afición, factores muy importantes para este trabajo.

Además, yo me quedo con las referencias de todos los asistentes a los cursos y realizo una base de datos, para poder consultarla cada vez que un piloto me pide ayuda.

R.: Se realizan durante la pretemporada de rallies (en España, de noviembre a marzo), ya que después estoy más liado. A veces, hago alguno en verano, cuando también tenemos un parón más o menos largo. Tengo propuestas para llevarlos a cabo en diversos lugares de España -es posible que vaya a Baleares- e incluso en México o El Salvador, pero el problemas es el tiempo, ya que no quiero interferir en lo que realmente es mi trabajo: ser copiloto.

R.: Ya hay algunas, de otros copilotos que también tienen mucha experiencia. Si me piden ayuda, se la doy, pues no se trata de competir para ver qué escuela es mejor, sino de desarrollar una labor de formación.

Gracias a esta tarea, Diego ayuda a canalizar la afición por un trabajo que exige sacrificio y dedicación. Sin embargo, los buenos ratos son la mejor de las recompensas. El año que viene, Vallejo repetirá sus cursos y en Autopista Online te informaremos puntualmente sobre sus fechas y los plazos de inscripción. Mientras tanto, puedes obtener más información en su página web. ¿Te animas?

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...