La Junta ampliará capital de Santana Motor sin la autorización de la UE

La delicada situación financiera de la fábrica de todo terrenos obliga a su principal accionista, la Junta de Andalucía, a realizar una ampliación de capital sin el consentimiento de Bruselas.
-
La Junta ampliará capital de Santana Motor sin la autorización de la UE

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha avanzado que el plan de choque que la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico ha elaborado para Santana Motor de Linares no estipula ni un solo despido para los 1.700 trabajadores actuales de la factoría.
Chaves reconoció ayer que la factoría linarense atraviesa por una situación económica difícil, y remarcó la intención del gobierno andaluz de ¿seguir apostando¿ por la empresa. El contenido del plan de choque o viabilidad que la Consejería ha elaborado y cuyo contenido será presentado el próximo lunes por el consejero, José Antonio Viera, al comité de empresa se ha hecho bajo ¿la premisa básica de que ningún trabajador se quede en el desempleo¿.
La junta general de accionistas de Santana, participada en un 99,8 por ciento por el Instituto de Fomento de Andalucía, aprobó en diciembre del año pasado una ampliación de capital social por valor de 3.900 millones de pesetas que todavía está pendiente de la autorización de Bruselas. La Junta se considera habilitada para tales efectos al haber expirado el plazo del dictamen de silencio administrativo de la UE.
Esta operación es necesaria para poder seguir afrontando el plan estratégico de la compañía en el que se recogen 15.000 millones de pesetas en inversiones de las que ya se han desembolsado 7.500 millones de pesetas.
La factoría también está a la espera de que la Comisión Europea se pronuncie sobre las ayudas a las inversiones realizadas y que podrían rondar los 2.000 millones de pesetas.
A esta situación se suman los 2.964 millones de pesetas de pérdidas que la empresa ha acumulado en el ejercicio de 1999. El fabricante de todo terrenos ha visto cómo los ligeros beneficios de los últimos años se esfumaron el pasado ejercicio. La causa de las pérdidas está en los costes financieros provocados por el plan inversor y el alza del yen, divisa de la que depende la importación de los componentes para fabricar los modelos Suzuki Jimny, Samurai y Vitara.
Para mañana el comité de empresa ha convocado una manifestación bajo el lema ¿Por linares y la comarca. Futuro para Santana y las empresas auxiliares¿, cuyo recorrido irá desde la factoría hasta el ayuntamiento.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...