Winterthur lleva la educación vial a las aulas

La Fundación Winterthur acaba de presentar la II edición de su programa educativo “Caminar, Conducir, Convivir” con el que, a través de formación en los institutos, pretende educar a los jóvenes para que en el futuro las altas cifras de siniestralidad desciendan drásticamente.
-
Winterthur lleva la educación vial a las aulas

La educación es uno de los pilares básicos donde se sustenta un comportamiento cívico en materia de seguridad vial. Este comentario, realizado por el director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, resume perfectamente el objetivo que persigue la Fundación Winterthur con la II edición de su programa pedagógico “Caminar, Conducir, Convivir”.

Estos cursos de formación se comenzará a impartir en 500 centros educativos de la ESO, tanto públicos como privados y concertados, a partir de febrero hasta el próximo mes de abril. Se pretende que participen unos 50.000 alumnos, de entre 12 y 16 años, de las provincias de Alicante, Barcelona, Cádiz, Granada, Madrid, Sevilla y Valencia.

Esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 150.000 euros, será totalmente gratuita para las escuelas, que no tendrán que pagar ni el material ni a los pedagogos.

El programa pedagógico “Caminar, Conducir, Convivir” tiene cinco puntos formativos principales. El primero es enseñar a los alumnos a acostumbrarse al espacio urbano, que es donde se vive y se circula. En el segundo se intenta hacer entender a los jóvenes los conceptos de propiedad y posesión (los carriles, por ejemplo, son de todos, aunque también son de uno).

El tercer concepto es el de la libertad. El joven conductor se siente libre ante su nuevo vehículo y debe aprender a conocer los límites de esa independencia. Entender el riesgo es otro de los apartados que abordan los pedagogos, mientras que el último punto trata de cómo controlar las emociones de los jóvenes (al volante, en moto) que desean emular a los grandes campeones de automovilismo y motociclismo.

El fin de estos cursos, según la doctora María Jesús Buxó, catedrática de Antropología Cultural de la Universidad de Barcelona, es lograr hacer entender a los niños y a los jóvenes que la circulación es parte de la convivencia y que hay que trasladar los patrones éticos de la sociedad al comportamiento en la circulación.

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, que ha asistido a la presentación de este programa, ha mostrado su apoyo a la iniciativa y ha recordado que en los países donde se piensa en los demás, donde se está más educado, hay menos siniestralidad. Muñoz-Repiso ha señalado además que cuando la gente comprenda que “las normas de tráfico no son una imposición, sino una necesidad” será cuando se reduzcan los accidentes de tráfico.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...