Los coches híbridos, más limpios que los de hidrógeno

EE.UU. parece envuelto en una nueva cruzada: el desarrollo de los coches de hidrógeno. Sin embargo, investigadores estadounidenses aseguran que estos vehículos -todavía muy por evolucionar- son mucho más contaminantes que los híbridos que ya circulan por nuestras carreteras.
-
Los coches híbridos, más limpios que los de hidrógeno
Los coches híbridos, más limpios que los de hidrógeno

EE.UU. está volcado en la carrera del hidrógeno: la administración Bush destinará en los próximos años 1.200 millones de dólares (1.111 millones de euros) para impulsar los coches de pila de combustible -capaces de funcionar mediante la reacción de hidrógeno y oxígeno-. Sin embargo, no es la alternativa más limpia y, por supuesto, tampoco la más económica.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, según sus siglas en inglés) asegura que los coches híbridos -aquéllos que combinan motores eléctricos con pequeños propulsores de explosión- resultan más ecológicos.

El MIT sabe que los coches de hidrógeno todavía tienen un largo camino por delante. Ahora el hidrógeno se obtiene del gas natural licuado o de la gasolina (produciendo gran cantidad de gases contaminantes), pero en el futuro podría utilizar biomasa (es decir, residuos orgánicos) y energía eólica o solar. Sin embargo, y aunque se vuelquen en su investigación, la producción ecológica no será efectiva hasta el año 2020, aseguran.

Por ahora, los coches híbridos son más limpios y más baratos. Además, estos vehículos también podrían evolucionar significativamente y, en pocos años, combinar la electricidad y la tecnología Diesel (en la actualidad, el ejército estadounidense ya usa híbridos de gasóleo, pero se trata de grandes mecánicas, poco viables para el uso comercial). Las marcas japonesas son pioneras en su desarrollo y ya cuentan en el mercado con varios modelos: el Prius de Toyota o los Insight y Civic híbridos de Honda.

A pesar de sus conclusiones, el MIT asegura que los vehículos de pila de combustible se terminarán imponiendo a partir de 2020. Apoyo institucional no les falta: "Serán los coches que usen nuestros hijos", ha asegurado el propio presidente de los Estados Unidos.

Aunque el desarrollo es muy caro -además se necesita una infraestructura completamente nueva-, sus beneficios no son nada desdeñables: los expertos aseguran que, gracias a estos automóviles, EE.UU. conseguirá reducir sus importaciones de petróleo en 11 millones de barriles por día antes del año 2040. Traerían la independencia energética al mayor consumidor de crudo del mundo.

La administración norteamericana ya tienen proyectada una "hidrogenera" (una particular estación de servicio donde repostar hidrógeno) en Washington. Sin embargo, los norteamericanos no serán los primeros en el desarrollo de esta tecnología: la Unión Europea patrocina un proyecto junto al conglomerado noruego Norsk Hydro para instalar una de estas particulares gasolineras en Reykjavik (Islandia). Según han anunciado, estará en funcionamiento el próximo 24 de abril y sus primeros clientes serán tres autobuses de hidrógeno de DaimlerChrysler, que el ayuntamiento de la ciudad ha adquirido como parte de su transporte público.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...