Los policías denuncian que no caben en los nuevos coches patrulla: ¿cuáles son?

El Sindicato Unificado de Policía y organizaciones sindicales vascas denuncian que las transformaciones hechas en los nuevos automóviles impiden la libertad de movimientos de los agentes y puede ocasionar graves lesiones en caso de accidente.
Los policías denuncian que no caben en los nuevos coches patrulla: ¿cuáles son?
Los policías denuncian que no caben en los nuevos coches patrulla: ¿cuáles son?

Cuando una institución u organismo amplía su flota de vehículos no sólo debe tener en cuenta las especificaciones del automóvil en el momento de la compra, también tiene que tener claro cómo quedará el vehículo después de hacerle las transformaciones pertinentes, ya que, de no ser así, se pueden dar casos como el que están viviendo la Policía Nacional.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado con un informe de 17 páginas que la transformación realizada en los nuevos Toyota Prius+ adquiridos por la Dirección General de la Policía incumplen el Real Decreto 920/2017 sobre la inspección técnica de vehículos y el Manual de Reformas de Vehículos en su versión de marzo de 2018, publicada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Y es que, tal y como demuestran con imágenes, cifras y datos, los policías que miden más de 180 centímetros tienen serios problemas para mantener una posición adecuada en el asiento del conductor, debido a la transformación realizada para que los automóviles cuenten con la última evolución de las radio patrulla que llevan incorporados.

Publicidad

En el informe se especifica que mientras que el espacio trasero para los presos es de 86 centímetros, el del conductor es de apenas 70 centímetros, por lo que se está incumpliendo la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, ya que se impide un normal comportamiento del policía y, en caso de accidente, éste podría sufrir graves daños en su tren inferior.

Además, en el informe recuerdan que el espacio queda aún más reducido si se tiene en cuenta el equipamiento de un policía uniformado y que éstos permanecen a bordo ocho horas cada día de trabajo y que las funciones propias del oficio requieren espacio suficiente para garantizar una rápida y cómoda libertad de movimientos.

Lo mismo sucede en el País Vasco

Y la polémica no termina aquí, porque los sindicatos de la Ertzaintza también han criticado la última partida de Seat León adquirida por la administración vasca, pues no cumplen con lo establecido en el contrato de renting firmado para hacerse con dichos vehículos.

Publicidad

Según Euspel, sindicato de la policía vasca, el acuerdo contemplaba que la instalación de la mampara para el transporte de detenidos no debería suponer una merma en el espacio para los ocupantes de las plazas delanteras y, sin embargo, todos aquellos que miden más de 1,75 metros de altura ya tienen problemas de movilidad.

De hecho, Erne, otra de las organizaciones sindicales, ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la adquisición de estas 150 unidades de Seat León, ya que la transformación ha provocado que los agentes se vean en la necesidad de realizar paradas cada 20 o 30 minutos y realizar estiramientos para reducir las molestias generadas por el poco espacio en el asiento delantero.

Publicidad
Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...