Las cámaras de la DGT pueden ponerte ya estas multas que desconoces

La DGT controla la circulación con sus cámaras. Pero no sólo el uso del cinturón o del teléfono móvil está en su punto de mira, también tienes que tener cuidado con otro asunto que te pasamos a explicar.
Las cámaras de la DGT pueden ponerte ya estas multas que desconoces
Las cámaras de la DGT pueden ponerte ya estas multas que desconoces

Puedes viajar a la velocidad permitida, puedes llevar puesto el cinturón de seguridad, puedes llevar las dos manos en el volante y no mirar el móvil. Y, aun así, las cámaras de la DGT pueden multarte. Y es que este tipo de controles no sólo registran las situaciones anteriores, hay algo que no puedes pasar por alto. E, incluso, con todo en regla, también puedes ser víctima de una sanción.

Publicidad

Lo que muchos conductores no saben es que las cámaras de la DGT también registran si tu coche ha pasado o no la ITV. De esta manera, el organismo comprueba que los vehículos que pasen delante de las cámaras cuentan con todos los papeles en regla y que éstos son aptos para circular por la carretera.

Ten en cuenta que circular con la ITV caducada está sancionado con 200 euros, con posibilidad de descuento con pronto pago de 100 euros. Del mismo modo, si nos movemos con un vehículo al que se ha calificado como desfavorable la multa será de 200 euros y podrá ser reducida a 100 euros. Por el contrario, conducir un coche con una ITV negativa o rechazada supone una multa de 500 euros sin posibilidad de descuento.

La principal diferencia entre la ITV negativa y desfavorable es que con la primera necesitarás llamar a una grúa para que lleven tu coche a un taller y, desde allí, lo devuelvan también con una grúa hasta la estación, ya que esta se quedará con el permiso de circulación. Por el contrario, con la ITV desfavorable tendremos hasta dos meses para llevar subsanada la avería o los fallos, pero sólo podremos circular directos a un taller.

Y, pese a todo, te pueden multar

Pero, además, se puede dar una situación en la que, con todos los papeles en regla, te llegue una multa a casa. Tal y como te contamos hace tiempo, una vecina de Ibiza alertó en su Jefatura de Tráfico, que pese a haber renovado la ITV, le habían multado por llevarla caducada.

Esto se había producido porque el volcado de datos de la estación de la ITV se había retrasado y éstos habían tardado en ser actualizados durante algún tiempo. Por el contrario, la expedición de la multa es casi automática cuando la cámara registra que el coche no cumple con los requisitos mínimos para circular.

Publicidad

Por suerte, la reclamación en este caso es muy sencilla, porque es fácil demostrar qué día acudiste a la estación de la ITV y si la cita fue antes o después del día en el que te multaron.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...