Increíble: denuncia el robo del coche al que no le había puesto el freno de mano

La Policía Local de Valladolid ha publicado un tweet recordando la importancia de echar el freno de mano al salir del coche después de que un hombre denunciara el robo de su coche, que estaba a 100 metros.
Increíble: denuncia el robo del coche al que no le había puesto el freno de mano
Increíble: denuncia el robo del coche al que no le había echado el freno de mano

Volver donde creías haber aparcado tu coche y no encontrarlo provoca diversas reacciones inmediatas: aceleración del ritmo cardiaco, sudores fríos y nervios crecientes ante un posible robo. Por lo general, lo siguiente que hacemos es reflexionar un momento y comprobar que lo habíamos dejado en otra calle a la habitual, que nos hemos equivocado de planta en el aparcamiento o que, simplemente, otro miembro de la familia ha estado más rápido y ya se lo ha llevado.

Y pese a reflexionar durante un momento, hay quien ha llamado a la policía, completamente convencido de que alguien le había robado su preciado automóvil. Esto es lo que le ha sucedido a un vecino de Valladolid, quien no dudó en llamar a la Policía Local al comprobar que su vehículo ya no se encontraba en la gasolinera donde había parado. La búsqueda duró poco: el coche se encontraba a 100 metros de su dueño, de la policía y de la denuncia que estaba a punto de interponer por robo.

La explicación es tan sencilla como el recordatorio que ha hecho la Policía Local de Valladolid aprovechando este caso: hay que poner el freno de mano cuando nos bajamos del vehículo. El propietario, en un descuido, olvidó hacerlo y cuando salió de la tienda comprobó con horror que su coche ya no estaba allí. Debido a una pequeña pendiente, el coche comenzó a moverse solo y quedó escondido apenas 100 metros más allá.

Publicidad

Una divertida anécdota que también sirve para recordarnos que no poner el freno de mano puede provocar algunos problemas, como a Ever Banega, quien siendo centrocampista del Valencia olvidó echar el freno de mano y acabó siendo atropellado por su propio coche. El resultado: fractura de tibia y peroné y una lesión que podría haberse evitado con un gesto tan sencillo como poner el freno de mano.

Publicidad
También te puede interesar

El desafortunado propietario y peatón reside en Portugal y, aunque no te lo creas, ha tenido que batallar para conseguir la indemnización del seguro.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...