Publicidad

Fórmula E, el espectáculo que le falta a la categoría reina

En septiembre de 2014 comenzó la Fórmula E en Beijing (China), un campeonato de monoplazas eléctricos. Sus virtudes, huir de los defectos de la Fórmula 1.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Fórmula E, el espectáculo que le falta a la categoría reina
Fórmula E, el espectáculo que le falta a la categoría reina

La primera temporada de Fórmula E ha celebrado ocho de sus 11 pruebas alrededor del mundo. A la última llevada a cabo, la de Berlín, pudimos asistir para vivir de cerca cómo es ‘esa Fórmula 1 de eléctricos’ que tanto ha dado que hablar y que tan criticada ha sido por los que defienden ‘la gasolina por encima de todo’. El propio Alejandro Agag, CEO de esta competición sostenible, reconoce que Bernie Ecclestone nunca creyó en la viabilidad del proyecto. No sin piedras en el camino, Agag y su equipo consiguieron sacarlo todo adelante y con “el tiempo justo” llegaron con todo a punto para la primera carrera de Beijing (China), en septiembre de 2014.

Fórmula E en Berlín

El resultado y la respuesta del público, de los patrocinadores y de las ciudades quedan reflejados en la masiva afluencia en cada carrera. Con diferencia, la gente que hay en las gradas supera a cualquier carrera europea, incluso a la decaída Fórmula 1. Unas pruebas celebradas en el centro de ciudades repartidas por todo el mundo, pilotos de élite llegados de las mejores competiciones automovilísticas, precios muy accesibles y un único día, el sábado, que aglutina todo el espectáculo, son sus atractivos principales para un público con ganas de asistir a competiciones de motor sin tener que ‘pedir una hipoteca’. Las entradas VIP en la Fórmula E cuestan lo mismo -o incluso menos- que una normal de la categoría reina. Hay algunas ciudades en las que basta con un registro para acceder el improvisado circuito urbano, por lo que podemos decir que es ‘gratis’.

La Fórmula E aterriza en Berlín

Los patrocinadores no escasean y han recibido peticiones de información de unas 180 ciudades interesadas en acoger esta competición eléctrica, aunque finalmente “son bastante menos las que terminan mostrando un interés real”, reconoce Agag. Si este año hay 11 carreras en 10 ciudades, para la segunda temporada, esta cifra podría crecer hasta las 15 o 16 ciudades.

Evidentemente, preguntamos por una posible carrera en Madrid –incluso en Valencia se podría sacar partido al circuito urbano que hace unos años albergaba al Gran Premio de Europa de Fórmula 1-, pero el CEO no lo ve viable, alegando que, con París (aún en negociaciones) y Suiza (que ha cambiado la ley para que puedan correr estos monoplazas eléctricos por su calles) ya habría seis carreras en Europa, por lo que preferiría tocar ‘más mundo’. En las palabras del español tampoco se intuye que haya habido un especial interés por parte de una ciudad española para que esto ocurra. Lo que contrasta con las dos carreras (sábado y domingo) que tendrán lugar en Londres, dónde la pasión por el automovilismo arrastra a la gente hasta cualquier cosa que tenga motor y ruedas.

 Nerumáticos Michelin Pilot Sport EV de la Fórmula E

Neumáticos Michelin

Michelin es el proveedor exclusivo de neumáticos, con unas gomas Pilot Sport EV con llantas de 18 pulgadas y que sirven tanto para condiciones de seco como de mojado. Estos últimas eran requisitos indispensables de la marca francesa para adentrarse en la aventura de la Fórmula E, algo que, por ahora, rechazan desde la Fórmula 1, utilizando llantas de 13 pulgadas. Desde Michelin, lo que piden es trabajar con un proyecto que esté más cercano a las condiciones de los coches ‘de calle’, para así poder desarrollar tecnologías que se puedan implantar en los futuros automóviles que salgan al mercado.

Cada monoplaza dispone de un único juego de neumáticos para el fin de semana, que en realidad son dos porque todos los pilotos cambian de coche a mitad de carrera aproximádamente. La batería no aguanta los 50 minutos que dura la sesión final.

Gracias al chip RFID (Dispositivo de Identificación por Radiofrecuencia) que lleva cada goma insertado en su flanco, se puede realizar un seguimiento de la vida del neumático y más adelante, podría recoger datos de temperatura, presión y demás factores a los que sea sometido.

 

También te puede interesar

Las claves de la Fórmula E

Galería de fotos: Las chicas de la Fórmula E en Berlín