Ford, 100 años de revolución

Hace 100 años el coche era un artículo de lujo que sólo podían comprar unos pocos potentados. La automoción estaba en pañales y los automóviles se fabricaban a mano en talleres artesanos. De un panorama así surgió Henry Ford, un visionario que tenía en su cabeza un futuro donde cualquiera pudiera conducir su propio vehículo. Hace 100 años, Ford inventó la industria del motor.
Autopista -
Ford, 100 años de revolución
Ford, 100 años de revolución

Un siglo de coches únicos
En 100 años, Ford ha tenido tiempo para fabricar varios cientos de modelos. Ha habido de todo, desde utilitarios muy sencillos y básicos hasta berlinas de superlujo, pasando por camiones, todo terrenos, tractores agrícolas, tanques, blindados… Ha habido coches con formas inspiradas en los cohetes espaciales, prototipos de propulsión nuclear, coches eléctricos, de gas, híbridos, de hidrógeno, incluso de Benzol, un derivado del carbón inventado por Ford…
Es muy difícil hacer una selección que abarque con claridad el siglo, pero, atendiendo al espíritu original de Ford, seleccionamos 10 coches que pueden servir como otras tantas banderas para la empresa.

El T, el primer modelo fabricado en serie, ha sido elegido Coche del Siglo XX por un jurado internacional. El reconocimiento no le viene grande. Se vendieron más de 15 millones de unidades y, en los 21 años que estuvo en producción, demostró siempre que era un coche útil, fiable y muy robusto.

<

p> Mecánicamente era muy sencillo. En su versión más extendida llevaba un motor monobloque de cuatro cilindros y tres litros que entregaba 22 CV. Con esos mimbres, el pequeño T era capaz de circular a 75 km/h con un consumo de unos 14 litros cada 100 km.

Su funcionamiento era realmente llamativo. Lleva más o menos los mandos convencionales, pero casi ninguno funciona como estamos acostumbrados. Así, por ejemplo, de los tres pedales que lleva, ninguno es el acelerador, que está en el volante. El izquierdo engrana la primera velocidad (tiene dos marchas), el segundo engrana la marcha atrás y el derecho frena la caja de cambios. La segunda marcha se mete con una palanca muy alta que va a la izquierda del conductor. Es la velocidad directa y se puede simultanear con la primera con un sencillo juego de pedal y palanca. Además, se puede pasar directamente de marcha adelante a marcha atrás, lo que dio lugar a innumerables piruetas.

<

p> A lo largo de las dos décadas que estuvo en producción recibió muy pocos cambios fundamentales. Sin embargo, se realizaron cientos de adaptaciones para todo tipo de uso. Incluso hubo Ford T con patines para ir sobre la nieve.
A esta distancia se puede decir ya que fue el coche que puso al mundo sobre ruedas.

En 1928, tras jubilar al T, Henry Ford puso en la calle el nuevo Ford A, heredero del nombre de su primer modelo, fabricado allá por 1903. El nuevo A entusiasmó al público por sus avances tecnológicos y su fiabilidad. Llevaba un motor más potente, de 40 CV, que se combinaba con una caja de cambios con tren desplazable, todo un salto adelante en relación a la vieja caja planetaria que utilizaban los Ford T. Llevaba también amortiguadores hidráulicos que garantizaban el confort, así como parabrisas con los primeros cristales de seguridad que se conocieron.

El mundo rural americano tiene que estar agradecido a la Serie F de Ford, la línea de pick-up y camiones ligeros más vendida de la historia. La primera F, la la F1, apareció en 1948. Era una pick-up de elegante diseño curvilíneo y una capacidad de carga de 1,5 toneladas. Se movía con un motor V8 de 100 CV de potencia y ofrecía la llamada “cabina del millón de dólares”, por ser éste el precio que costó su desarrollo. Esta camioneta abrió la puerta a una larguísima serie de vehículos adaptados a casi todos los usos que se han convertido en una estampa mítica en las praderas estadounidenses. El último fruto de la cosecha es la F-150 Harley Davidson, creada a medias con la legendaria firma de motos, también centenaria en 2003.

En los años 50, Ford y Chevrolet rivalizaban como nunca. El lanzamiento del Corvette fue respondido desde la casa del óvalo con el Thunderbird, un vehículo que fascinó a dos generaciones y que supuso un soplo de aire fresco en la vieja Ford.
El Thunderbird es un roadster, el de perfil más bajo de cuantos se habían producido en la firma. De diseño impecable, este coche se movía con un motor V8 de 198 CV que le convertía en una referencia en prestaciones. Llevaba una capota rígida desmontable que se ofrecía como equipamiento de serie y elementos de confort de vanguardia, como las ventanillas mecánicas.

El Mustang, así llamado en homenaje a un caza de combate de la II Guerra Mundial, fue toda una revolución en el mercado. Aunque se presentó con seis motores, el más característico fue el V8 de 164 CV, aunque había otro de 270.
Era un coche de marcado carácter deportivo, una vocación que se subrayaba con sus líneas musculosas, su morro largo y zaga recortada. La palanca de cambios en el suelo y los asientos anatómicos reforzaban este aspecto. La acogida del coche fue única: en el primer año se vendieron más de medio millón de Mustang.

Presentado en 1968, el Escort supuso un cambio total en la historia de Ford. Fue el primer coche global de la marca. Se producían las piezas en tres países distintos, se montaba todo en Inglaterra y se distribuía a todo el mundo. Su éxito fue tal que se mantuvo en producción hasta 2002, cuando dejó de montarse en su último formato.

<

p> Cuando llegó por primera vez, el Escort era un coche de formato reducido, ideal para una Europa que buscaba coches pequeños y fiables. Fue el primer Ford en montar dirección de cremallera y llevaba un motor de cuatro cilindros en línea y 63 CV. Su ligereza y su limpieza de líneas le daban un aire de gran rodador.

El Ford Fiesta apareció en 1976 y fue un éxito impresionante. Se montaba en la fábrica española de Almussafes, inaugurada para tal fin, y se vendía en toda Europa y, rápidamente, en todo el mundo. El objetivo del coche era el mismo que el del Ford T: sencillez mecánica, total practicidad y buen precio. El público respondió en masa. Fue Coche del Año en Europa, vendió medio millón de unidades en el primer año y sus ventas fueron récord total.
Su vida útil todavía no se ha terminado y sigue en el mercado con ventas millonarias y nuevos bríos.

Lanzado en marzo de 1993, el Mondeo marcó otro hito. Fue el primer coche de la casa que llevaba una plataforma global, un bastidor que se empleaba en otros modelos, como el Contour, el Mercury Mystique y, más adelante, el Mazda 6 de nuestros días. Un equipo de 180 ingenieros, incluyendo 40 de Gran Bretaña y Alemania, se concentró en Kansas para trabajar en el desarrollo de un coche que debía satisfacer a cualquier mercado.

El Model U es el más innovador concepto presentado por Ford. Apareció en 2002 para festejar el centenario de la casa y logró reunir en un mismo coche los más sofisticados avances de la tecnología de nuestros días. El U es un vehículo monovolumen fabricado con paneles de resina de soja y propulsado con un motor eléctrico que se alimenta con una célula de combustible que transforma el hidrógeno en electricidad.
El interior, absolutamente modulable, está dotado con los más punteros equipos de navegación, computación y confort, incluyendo lectores para todo tipo de soporte y de registro multimedia. Además, cuenta con la técnica by-wire, que elimina la actuación mecánica en todos los mandos y la sustituye por electromotores que mueven las ruedas, los frenos, etc. Su grado de sofisticación es tan alto que Henry Ford ni siquiera llegó a soñar con algo parecido.

Galería relacionada

Ford, modelos de leyenda

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...