El fin del Diesel, más cerca: restricciones y caída en ventas

La industria automovilística se prepara para un futuro condicionado por las restricciones de emisiones. Un futuro en el que el Diesel parece no tener cabida.
Carlos Cuesta Chanes -
El fin del Diesel, más cerca: restricciones y caída en ventas
El fin del Diesel, más cerca: restricciones y caída en ventas

Las ventas de coches con motores Diesel siguen cayendo en picado. Si en 2016 este combustible representó el 56,8 por ciento de las ventas en nuestro país, el pasado mes de marzo la proporción cayó hasta el 49,9 por ciento. Esto establece una cuota del 51,3 por ciento para el primer trimestre del año. Los híbridos, por su parte, ya van por el 4 por ciento. Esto suma adeptos a la gasolina, puesto que prácticamente todos los híbridos del mercado utilizan gasolina para alimentar el motor de combustión interna. Mirando por segmentos, el gasóleo está casi extinto en las gamas de coches urbanos, y en el segmento de utilitarios más del 75 por ciento de los vehículos que se venden son de gasolina. Y en el futuro la brecha no hará sino crecer: en 2021 las emisiones tendrán una restricción de 95 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, y ello encarecerá un vehículo Diesel pequeño en unos 1.200 euros. Esto hará que en muchos casos el cliente descarte las versiones Diesel desde el primer momento.

Este panorama no es muy distinto allende nuestras fronteras. Stuttgart –la ciudad de origen de Mercedes y Porsche, precisamente- es una de las ciudades alemanas donde el tráfico más incide en la contaminación del aire. En nombre de la salud pública, su alcalde, del Partido Verde, prohibirá los vehículos Diesel en 2018, a excepción de los más modernos, en los días especialmente malos. En el país germano las ventas de vehículos Diesel en abril cayeron un 20 por ciento con respecto al año anterior. Siguiendo esta línea, para el año en que se destierren los vehículos a gasoil de Stuttgart estos no representarán más del 42 por ciento del total (en 2015 eran el 52 por ciento), según la consultora LMC Automotive.

Sus alcaldes de París, Atenas y Madrid tienen objetivos similares: quieren eliminar los vehículos de gasoil de sus ciudades en el horizonte de 2025. En Londres no los prohibirán, pero sí penalizarán a los que quieran acceder a la ciudad con una ‘tasa de toxicidad’ que ascenderá a 12,5 libras (unos 15 euros) y que ya tiene fecha de implantación: el 23 de octubre de este mismo año.

A pesar de todo, la realidad es que los vehículos Diesel emiten un 15 por ciento menos de dióxido de carbono que los de gasolina. Entonces ¿por qué esta persecución contra ellos? Debido a las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx). Estas sí son mucho más elevadas en los vehículos Diesel y, además, este gas es mucho más tóxico que el primero. La laxitud de las limitaciones de emisiones en Europa tampoco ayuda, puesto que los coches emiten, de media, seis veces más en la vida real que en las pruebas de laboratorio, según el gobierno alemán. Y no nos estamos refiriendo al Dieselgate. Así, incluso los modelos modernos son una amenaza para la salud pública.

La situación que se avecina no es nada alentadora para los fabricantes: si el porcentaje de coches de gasolina aumenta, las emisiones de dióxido de carbono también se verán incrementadas, y acabarán superando los cupos máximos de este gas que se le permiten a cada marca. Volkswagen, Daimler y BMW ya están camino de superar sus límites, lo que les podría suponer multas de 1.200, 150 y 500 millones de euros, respectivamente, según la consultora PA Consulting.

Aunque otra opción para los fabricantes sería producir motores de gasolina con menos emisiones de CO2, esto se traduciría en un incremento de unos 700 euros en el coste de cada coche. Así, las firmas alemanas están presionando para que la extinción del Diesel se produzca lo más tarde posible o, lo que es lo mismo, retrasar lo inevitable. Aunque consiguieran que las instituciones les permitieran adaptarse a la normativa de emisiones y eliminar los vehículos Diesel paulatinamente, serán los clientes quienes obliguen a los fabricantes a hacerlo de inmediato.

También te puede interesar

¿Morirá el coche Diesel en 2025?

Coches Diesel: sus ventas bajan y bajan

¿Cuándo interesa el Diesel? 20 coches analizados

Dudas: ¿qué combustible es mejor hoy, Diesel o gasolina?

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...