La fábrica digital 2.0, una revolucionaria forma de producir 'sin humos'

La fábrica digital 2.0, un nuevo concepto de producción 'sin humos', que empieza a abrirse camino en varios países, promete ser una revolución gracias a una tecnología que interconecta a los creadores, materializa sus diseños y los convierte en productos personalizados, sin dispararse el precio.
Autopista -
La fábrica digital 2.0, una revolucionaria forma de producir 'sin humos'

Las fundaciones Cotec y Prodintec han publicado esta semana un documento sobre esta nueva forma de fabricación 2.0 y los numerosos nichos de mercado y oportunidades empresariales que abre en sectores económicos varios: sanitario, automoción, aeronáutica, joyería, ocio, etc.

Con las nuevas tecnologías que están irrumpiendo en la fabricación digital 2.0 se puede diseñar y producir de forma totalmente personalizada todo tipo de productos de manera casi artesanal, y con gran profesionalidad pese a la complejidad de los procesos, según ha explicado durante una entrevista con Efe el director de la Fundación Prodintec, Íñigo Felgueroso.

Por ejemplo, ha indicado, se puede producir desde un implante dental o una prótesis médica, que se ajusta perfectamente a las necesidades del paciente, una vez escaneado el espacio al que se debe fijar y después de diseñarse la pieza en el ordenador con la geometría perfecta, hasta un componente muy específico para un avión o un automóvil, con propiedades más ligeras, o porosas, sin tener que producirlo en serie.

Los ámbitos de la joyería y la fabricación de moldes tienen asimismo un gran campo de actuación gracias a estas nuevas tecnologías, ha añadido el experto.

Una de las claves del desarrollo y la consolidación de este tipo de producción digital 2.0 tiene que ver con la denominada 'fabricación aditiva', que se está imponiendo en países europeos como Alemania, aunque España también empieza a dar sus primeros pasos, consciente de su potencial de mercado.

Según Felgueroso, la fabricación aditiva toma su nombre del concepto de 'adición' o 'suma', porque surge del proceso tecnológico de agregar o superponer distintas capas hasta completar el diseño deseado en el ordenador.

Posteriormente, esta misma tecnología es la que materializa en un producto de plástico o de metal, preferentemente, el diseño previamente visualizado en el ordenador desde un archivo CAD 3D.

Según Felgueroso, estas técnicas de fabricación aditiva, que son muy diversas e incluyen la estereolitografía o el sinterizado selectivo láser, revolucionan el tradicional concepto de fabricación.

Al contrario de los tradicionales sistemas de producción en los que cada fase (idea, diseño, desarrollo, producción) la materializaba un grupo de profesionales concreto, en un punto geográfico específico, las nuevas tecnologías concentran en el mismo lugar, con una sola máquina, todo el proceso de fabricación.

Las nuevas tecnologías permiten eludir la generalización de prototipos que finalmente no sean rentables, y garantizan una fabricación a 'la carta' y 'artesanal', sin que se disparen los costes.

Según Felgueroso, 'todo esto hace pensar que dentro de unos años no sea ciencia ficción el que cada uno, en su casa, pueda fabricarse con una máquina lo que desee'.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...