El exceso de nieve puede llegar a romper el parabrisas de tu coche (Vídeos)

Estos dos vídeos te harán reflexionar sobre el peligro que conlleva la nieve cuando circulamos por carretera. Estar atento y limpiar la nieve de tu coche antes de salir de ruta resulta vital.
Adrián Lois.

Twitter: loisSr_motor -

El exceso de nieve puede llegar a romper el parabrisas de tu coche (Vídeos)
El exceso de nieve puede llegar a romper el parabrisas de tu coche (Vídeos)

La conducción en invierno se puede antojar más complicada de lo habitual. Las bajas temperaturas, unidas a las lluvias, hacen un cóctel en el que el conductor tiene que poner más de su parte para no sufrir las consecuencias y, a su vez, circular con la mayor seguridad.

Publicidad

Más allá de los consejos típicos de cómo conducir con la presencia de nieve y hielo, que te damos en este otro artículo, os invitamos a la reflexión con los dos vídeos siguientes, en los que** el parabrisas es sólo (afortunadamente) el perjudicado en sendos accidentes**. Y decimos “sólo” porque, en ambos casos, las consecuencias podían haber sido malísimas, y más teniendo en cuenta que, en el segundo caso, se debe a una imprudencia de otro conductor.

En el primer vídeo, un conductor se incorpora a una autovía, se dispone a cruzar por debajo de un puente por el que circulan más vehículos, y tiene la mala suerte que justo pasa un camión por éste. Con tanta nieve acumulada, y debido a las dimensiones del camión, es arrastrada hacia los lados y ese montón acaba en el parabrisas del conductor. Tampoco parece una cantidad de nieve desmesurada, pero basta que ésta esté compactada para que tenga en mismo efecto que una piedra. El resultado, lo tienes aquí abajo en el vídeo.

En el segundo vídeo, el conductor afectado tiene todavía peor suerte que el primero. Siempre resaltamos la importancia de retirar la acumulación de hielo y nieve en parabrisas, espejos, ventanas, capó…, ya que puede empeorar la visibilidad del conductor y, como puedes ver en el documento, afectar a la seguridad del resto. Un bloque –este sí, de grandes dimensiones– sale despedido del coche de delante e impacta contra el parabrisas. Da miedo sólo ver cómo vuela dicho bloque hasta chocar en el coche que graba la escena, y cómo suena el golpe.

Publicidad

Unos consejos básicos

Esto nos sirve para recordar algún concepto básico, como el mencionado anteriormente: si te encuentras tu coche nevado y/o helado por la mañana en la calle, dedica el tiempo que sea necesario para limpiarlo correctamente (siempre que no hayas cubierto antes el parabrisas por la noche, es un buen truco). Evita usar agua caliente, ya que la diferencia de temperatura entre el cristal y la superficie helada provoca una dilatación extrema y puede romper el parabrisas. Tampoco es bueno abusar de la sal (sobre el parabrisas, claro), ya que puedes arañar la luna delantera y la corrosión podría hacer acto de presencia.

Siempre puedes levantarte unos minutos antes y encender el sistema de climatización del coche, para que vaya cogiendo temperatura poco a poco y puedas rascar completamente (esto también es importante) el cristal. Si sólo rascas la zona del conductor en el parabrisas, sólo tendrás visión de frente. ¿Y los lados? La seguridad es lo primero.

Publicidad
Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...