El alcoholímetro inmovilizador: ¿la solución ante conductores ebrios?

El alcohol en la conducción es una de las principales causas de muertes en accidentes de tráfico. Francia ya impulsa una iniciativa inteligente que trata de poner fin a la lacra. ¿Por qué no se prueba en España?
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

El alcoholímetro inmovilizador: ¿la solución ante conductores ebrios?
El alcoholímetro inmovilizador: ¿la solución ante conductores ebrios?

Alcohol y conducción sigue siendo a diario uno de los binomios que más drama y tragedia provoca en nuestras carreteras. Según el Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses, hasta el 42 por ciento de los conductores fallecidos en 2017 presentó resultados positivos en alcohol o en alguna otra droga o psicofármacos. Estas estadísticas sin embargo son incluso peores si contemplamos el daño que además causan en el resto del tráfico o en viandantes. Familias enteras inocentes destrozadas por haberse cruzado en el camino de un conductor ebrio.

Publicidad

Ante este drama, Francia ha dicho basta, según informa el diario Le Figaro: un nuevo decreto publicado el pasado día 18 de septiembre, aprueba en nuestro país vecino el uso del llamado alcoholímetro inmovilizador (EAD), una inteligente iniciativa que podrá ofrecerse ya en hasta 6 departamentos del Estado, y que se generalizará a todo su territorio a partir de este próximo mes de enero de 2019. Pero, ¿en qué consiste este dispositivo?

Así funciona el alcoholímetro inmovilizador

De acuerdo con el texto aprobado, cuando un automovilista tenga un resultado positivo en un control de alcoholemia en el que supere la cifra de 0,80 gramos por litro de sangre (el límite permitido es de 0,50 g/l), la Policía podrá plantear dos posibles medidas: una, la suspensión temporal habitual de su licencia de conducción; o dos, ofrecerle, según el nuevo decreto, el mantenimiento de su carné con la condición indispensable de aceptar el alcoholímetro inmovilizador o EAD.

Instalado así en el vehículo y utilizado para medir el alcohol en aire espirado, este dispositivo nace para evitar que el conductor pueda arrancar el coche si ha bebido y da positivo en la prueba que obligatoriamente debe hacer nada más subirse. En caso de aceptar esta nueva medida, eso sí, el conductor que haya sido detectado con ese exceso de alcohol en sangre al volante verá suspendida su licencia por un tiempo de unos 10 días hasta que su vehículo cuente con la instalación del alcoholímetro en un taller autorizado y se haya aprobado todo el trámite.

Publicidad

Sí, quizá sea sólo un paso hacia la tolerancia cero en el alcohol en la conducción, pero este dispositivo sin duda puede ser un primer avance muy interesante para evitar que conductores detectados en carretera en posible estado de embriaguez sigan reincidiendo y poniendo en peligro a sus vidas y a las del resto del tráfico.

El alcoholímetro inmovilizador comienza a aplicarse así en Francia, un país que registra el alcohol en la conducción ya como la segunda causa de mortalidad en carretera. Para muchas asociaciones del país, se trata de una buena iniciativa en la lucha contra el alcohol, pero exigen al mismo tiempo más controles en las carreteras. De hecho, en el último ejercicio del que hay datos, se realizaron 9,8 millones de controles en Francia, hasta un 2,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior.

Publicidad
Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...