Publicidad

Las diez distracciones al volante que te pueden matar

El cambio de la forma de conducción para observar otros accidentes, maquillarse o fumar mientras se está conduciendo son tres de las distracciones más frecuentes al volante, según un estudio realizado por la la editorial especializada en seguridad vial Etrasa.
-
Las diez distracciones al volante que te pueden matar
Las diez distracciones al volante que te pueden matar

La directora general de la editorial Etrasa, Efa Rimoldi, señaló que el 35 por ciento de los accidentes en carretera en España se produce por una distracción del conductor, con lo que las distracciones suponen la segunda causa de siniestralidad. "Desde Etrasa queremos incidir en la importancia de una concentración plena al volante, ya que una disminución de la atención durante el proceso de conducción, por muy breve que sea, puede desembocar en un accidente mortal", añadió.

En Etrasa han identificado las diez principales distracciones que se producen al volante. Así, fijar la atención en un accidente que ha tenido lugar recientemente es una de las prácticas más habituales y peligrosas, ya que altera el ritmo normal de la conducción.

Otro de los casos más comunes es aprovechar los trayectos en coche para maquillarse, lo que reduce la concentración en el manejo del vehículo. También es frecuente que se produzcan distracciones por fumar al volante.

Asimismo, Etrasa resaltó que otro aspecto que produce una distracción mientras se conduce es el manejo del sistema de audio del vehículo, del navegador, así como mantener una conversación con el acompañante, comer o beber o recoger un objeto perdido.

También es habitual que los conductores españoles se distraigan mientras conducen por hablar por teléfono, por buscar algún objeto en la guantera o por la presencia en el automóvil de animales de compañía que no ocupan un espacio separado.

Para finalizar, Rimoldi explicó que la fatiga, el estrés, el alcohol o la confianza en una carretera conocida son factores que inciden en la probabilidad de sufrir distracciones al volante. "Este tipo de negligencias, que suponen más de 800 víctimas mortales al año, se pueden evitar con una óptima concienciación de los conductores", concluyó.