Dime el color de tu coche y te diré lo que se deprecia

Si tienes un coche naranja o amarillo estás de enhorabuena, porque si decides venderlo, sacarás por él más dinero que si fuera negro o plateado, ya que su depreciación es mucho menor. Es tu ocasión de dar en la nariz a todos los amigos que te llaman hortera por tener un coche llamativo.
Carlos Cuesta.

-

Dime el color de tu coche y te diré lo que se deprecia
Dime el color de tu coche y te diré lo que se deprecia

Los compradores de vehículos usados están dispuestos a pagar más por ellos si son amarillos o naranjas, tal y como concluye un estudio llevado a cabo por el portal de vehículos usados iSeeCars.com, que ha analizado la depreciación de más de 20 millones de coches de segunda mano vendidos en el último año.

 

Según este estudio, un coche de colores comunes como el negro, el plateado o el blanco pierde al cabo de cinco años más del 30 por ciento de su valor (34,4, 34 y 33,7 por ciento respectivamente), mientras que colores menos habituales como el amarillo o el naranja no se devalúan mucho más del 25 por ciento (26,2 los primeros y 27,6 los segundos). Así, un coche amarillo que nuevo cueste unos 20.000 euros podría ser vendido al cabo de 5 años por 1.500 euros más que el mismo coche en color negro. Eso sí, los automóviles de colores más discretos se venden mucho más fácilmente.

 

Además, iSeeCars.com afirma que esta tendencia se da en todos los segmentos de vehículos, y es en el de los SUVs donde cobra más intensidad. Solo en los descapotables se cuela un color por delante del naranja y el amarillo: el verde azulado.

 

Los colores chillones, los menos habituales

Hay un factor que explica en gran medida esta tendencia: la escasez. Los coches de los colores que menos se deprecian son precisamente los menos habituales en las carreteras. De los 20 millones de coches analizados, solo un 1 por ciento era naranja o amarillo. Y ya se sabe: menor oferta, mayor valor.

 

El estudio analiza todo tipo modelos fabricados entre 1981 y 2010 de todos los colores. Toma su precio de venta al público nuevo, lo ajusta a la inflación y a la antigüedad y lo compara con el precio al que fueron vendidos como usados. Luego agrupa estos coches por colores y calcula su depreciación media.

 

Al parecer, los compradores de vehículos de ocasión lo tienen claro: ‘antes muertos que sencillos’.

 

Así es la depreciación de los vehículos por colores:

 

Color de coche

Depreciación media después de cinco años

Amarillo

26.2%

Naranja

27.6%

Verde

31.3%

Verde azulado

31.4%

Rojo

31.7%

Beige, marrón, dorado

33.3%

Azul

33.6%

Blanco

33.7%

Plateado

34.0%

Gris

34.2%

Negro

34.4%

Media

33.6%

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...