Los defectos más detectados en las ITV

¿Te has preguntado alguna vez cuáles son los defectos más habituales en vehículos que se detectan en las estaciones de ITV? En este reportaje encontrarás estadísticas detalladas, cómo prevenir estos fallos, información legal sobre las inspecciones de vehículos,… todo lo relacionado con las Inspecciones Técnicas de Vehículos.
-
Los defectos más detectados en las ITV
Los defectos más detectados en las ITV

En esta segunda parte del reportaje dedicado a las ITV, pasaremos a conocer un poco más detalladamente el funcionamiento de las inspecciones realizadas en las estaciones ITV y a ponerlo en contexto. La Inspección Técnica de Vehículos está regulada en la actualidad por el Real Decreto 866/2010, a partir del cual se regula todo lo que tenga que ver con las inspecciones ITV y con las reformas que se realicen en los vehículos.

Esta nueva Ley supuso un endurecimiento de las condiciones –por las cuales cualquier persona podía realizar modificaciones o reformas sobre su vehículo, obligada en gran parte por la Directiva marco 2007/46, que entró en vigor en 2009, en la que se crea un nuevo escenario para dichas homologaciones en Europa.

En estas leyes está todo lo que hay que saber sobre los procedimientos, plazos, penalizaciones y trámites que se ha de seguir a la hora de realizar el mantenimiento legal preventivo de los vehículos. En España, el modelo de gestión que se aplica a las inspecciones ITV es un sistema mixto público–privado: el servicio es prestado por la Administración, que se encarga tanto de la gestión como de la prestación de concesiones administrativas a una o varias empresas privadas durante un plazo determinado, así como de imponer unas normas genéricas para dicha prestación del servicio y a la que cualquier compañía puede acogerse.

El ‘Manual de Procedimiento de Inspección de Estaciones ITV’ establece las normas de actuación durante la inspección de los vehículos. El objetivo es claro: unificar todo lo que sea posible procedimientos y criterios a la hora de actuar en estas estaciones.

Según el estudio “Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial”, realizado por el Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque Santomauro (ISVA), de la Universidad Carlos II de Madrid, llevando a cabo “un mantenimiento casi sin la intervención del taller se podrían reducir a la mitad el número de inspecciones que presentan defectos durante la inspección periódica”.

En este trabajo se clasifican los apartados de defectos vistos anteriormente en tres: defectos “evidentes”, aquéllos que pueden ser detectados a simple vista (neumáticos, limpia y lavaparabrisas posición de la matrícula); defectos de “alumbrado”, también detectables pero que podrían requerir la intervención de un profesional; y defectos de “mecánica”, no detectables por el usuario y que requerirían la intervención del taller para su reparación.

De cada 100 inspecciones realizadas en el año 2006, se encontraron de media 18 defectos “evidentes”, 28 de “alumbrado” y 50 de “mecánica”. De ahí que sea necesario un mantenimiento periódico del vehículo para pasar las inspecciones de manera favorable.

Este estudio también hace mención a la relación directa que existe entre las inspecciones desfavorables, tanto en la detección de defectos leves o graves, y la antigüedad del vehículo.

Los datos son muy claros. Comparando los extremos, nos encontramos que el porcentaje de vehículos que superaron su primera inspección, a los cuatro años, sin defectos ronda el 68 por ciento, mientras que el número de inspecciones con defectos leves es del 18 por ciento, aproximadamente. En cambio, entre los vehículos con más de 15 años, tan sólo el 32 por ciento, aproximadamente, supera la inspección sin defectos, y la superan con defectos leves en un 38 por ciento.

Estos últimos datos se corresponden al estudio realizado hace ya 6 años, aunque en porcentajes los datos a día de hoy rondarían los mismos intervalos. No sólo eso, sino que según datos de Audatex, el parque automovilístico español envejece desde el 2007 a un ritmo del 21 por ciento. La situación económica provoca que personas con un vehículo con muchos años a sus espaldas no puedan permitirse adquirir un vehículo nuevo, influyendo de la misma manera a incrementar la siniestralidad en las carreteras si no se lleva el control pertinente.

Información práctica: 4 resultados posibles en el informe de inspección:
1. Inspección favorable sin defectos.
2. Inspección favorable con defectos leves: el conductor debe corregirlos, pero no debe volver a la estación ITV para una comprobación de la subsanación de los defectos.
3. Inspección desfavorable: se autoriza al conductor a dirigirse a repararlo, pero deberá volver a la estación ITV para una comprobación de los defectos.
4. Inspección negativa: no se autoriza al vehículo a abandonar la estación ITV por medios propios; sí por medios ajenos (una grúa, por ejemplo), hasta el lugar de reparación y volver para la comprobación de los defectos.

Y es aquí donde las ITV también juegan un papel determinante. El estudio “Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial” detalla también que si el 15 por ciento de los vehículos que se saltan la inspección obligatoria la realizasen en el momento adecuado, se producirían unos 1.500 accidentes menos, habría 2.000 heridos menos y el número de fallecidos por accidente se reducirían en más de 75.

De una manera u otra, como comentábamos al principio del reportaje, los problemas económicos producidos por la crisis repercuten en la seguridad vial, ya sea por la falta de inversión en infraestructuras, por el mantenimiento del vehículo o por otros motivos. Si se llevan a cabo las inspecciones periódicas obligatorias, habremos dado un paso adelante para evitar un accidente.

Información práctica: Periodicidad mínima obligatoria: *
Turismos de uso privado: 4º año/6º año/8º año/cada año a partir del 10º.
Furgonetas: 2º año/4º año/cada año del 6º al 10º/cada seis meses a partir del 10º año.
Motocicletas: 4º año/cada dos años a partir del 4º.
Ciclomotores: 3º año/cada dos años a partir del 3º.

*Los vehículos con daños importantes tras un accidente pueden ser obligados a pasar una inspección dependiendo del dictamen del atestado, retirándose en este caso el permiso de circulación a sus conductores hasta que la avería sea solucionada.

Defectos más detectados en las ITV

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...