Puede que tu coche se haya fabricado con trigo, soja y/o arroz

Los fabricantes de automóviles ya usan materiales naturales en el desarrollo de algunas piezas para sus coches. Hablamos de trigo, soja o arroz, a veces reciclados.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Puede que tu coche se haya fabricado con trigo, soja y/o arroz
Puede que tu coche se haya fabricado con trigo, soja y/o arroz

Seguramente no tendrías ni idea, pero ya hay marcas de coches que reciclan materiales naturales para crear algunas de las piezas que podemos encontrar en los automóviles que circulan por las carreteras de todo el mundo. Las fibras vegetales de productos como el trigo, la soja y el arroz se reciclan y acaban convirtiéndose en parte de las alfombrillas o de los asientos de tu coche.

Ford, por ejemplo, lleva 15 años introduciendo materiales reciclados en su gama de vehículos y acercándose a lo conocido como ‘economía circular’, en la que los  desechos terminan convirtiéndose en otros productos o en parte de ellos.

Según Maira Magnani, ingeniera de Ford, las alfombrillas de algunos de sus automóviles están fabricadas en un 50 por ciento con fibras de cáñamo y lino. La soja también es útil como materia prima, como en los asientos del Ford Mustang, que en el modelo de 2007 estaban compuestos de aceite de soja en un 12,5 por ciento y, con el tiempo, la proporción ha crecido hasta el 25 por ciento.

En Ford, también se hace uso de la paja del trigo y de la cáscara del arroz, mezclándolas con  los plásticos usados habitualmente y dando lugar a piezas de coches que ya montan el Ford Flex, el Ford F-150 y el Lincoln MKX.

La piel de los tomates desechada por marcas como Heinz –que elabora salsas como el ketchup- está siendo estudiada como un posible material reutilizable en el mundo del automóvil.

PSA-Peugeot-Citroën es otro de los fabricantes que utiliza materiales naturales, en concreto, un 30 por ciento de todos los utilizados en el año 2015. El Citroën C4 Picasso, por ejemplo, cuenta con 80 piezas en las que se usa un polímero que en un 30 por ciento contiene materiales naturales y, de estos, un 70 por ciento son reciclados.

El uso de este tipo de materiales permite reducir la cantidad de plásticos utilizados y el peso del coche, con el consiguiente ahorro de combustible y de emisiones contaminantes (tanto en la producción como en la circulación en el día a día). Las fibras de origen vegetal también requieren una menor temperatura que si se trabaja con plástico, reduciendo la factura de la luz de la fábrica y, con ello, las emisiones nocivas.

Algunos de los problemas a los que se enfrentan los fabricantes de coches radican en los costes previos que conllevan las pruebas con estos materiales naturales, más elevados por la investigación y los procesos tan complejos de producción que requieren. Por otro lado, una vez fabricados, tienen que ser aptos para todas las personas, sin que provoquen alergias o el rechazo por no tener un diseñor atractivo.

También te puede interesar

Transforma tu coche en un eléctrico

Neumáticos fabricados sin petróleo

Trucos caseros para limpiar la tapicería de tu coche

Algas, el combustible alternativo

Cualquier coche puede transformarse en un híbrido

 

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...